jueves, junio 30, 2005

Memín Pinguín

Ahora resulta que los gobiernos de México y Estados Unidos, en vez de estar trabajando conjuntamente para analizar los temas más importantes de la agenda binacional, se encuentran enfrascados en una discusión que comenzó con la exagerada incorformidad de nuestro vecino del norte, el cual considera "racista" la emisión del timbre postal con el personaje de la tira cómica Memín Pinguín. ¡Válgame Dios! ¿Por qué tanto alboroto? Estas estampillas son parte de un homenaje a la caricatura en México. ¡Son parte de la cultura popular de nuestro país!
Sí, estoy de acuerdo con tachar de imprudente la declaración de Fox acerca de los "afroamericanos". No creo que lo haya dicho con malas intenciones, ya sabemos que a nuestro presidente le da por decir cosas chistosas. Pero esto de Memín Pinguín raya en lo absurdo.
Como dijo Emoé De La Parra, hija de Yolanda Vargas Dulché, creadora del personaje de Memín Pinguín: "Pocas almas hay tan blancas como la de Memín Pinguín, que verdaderamente es un ser limpio, simpático, alegre, positivo; en fin, creo que es un ser lleno de cualidades morales de modo que no puede resultar su existencia ofensiva para nadie".
¡Ya basta de frivolidades! Hay cosas más importantes que exigen la atención urgente de los gobiernos mexicano y estadounidense.
- Amaya

Se nos olvidan los muertos.

El presidente estadounidense, George W. Bush, declaró hace unos días que la Guerra de Irak "vale la pena"... Tal vez para él valga la pena el hecho de que todos los días Irak amanezca cargando la muerte de soldados y civiles... que el país sea un caos total... que la población sufra la pérdida de parientes y amigos, enfermedades, miseria, saqueo, entre otras cosas terribles. Esto, sin tomar en cuenta la humillación de haber sido ocupados por la potencia más grande del mundo, el gran hegemón que hace y deshace a su antojo. El que no necesita del consenso mundial para invadir el país que sea. El que utiliza pretextos de pacotilla con tal de satisfacer sus propios intereses.

Pero no sólo a Bush se le olvidan los muertos, a la población mundial también. Hemos llegado a un punto, donde la muerte nos parece algo de lo más normal. Ya no nos asustamos de nada. Diez, veinte, treinta muertos diarios, da lo mismo...
¿Por qué tanta indiferencia?
- Amaya

miércoles, junio 29, 2005

Algunos datos interesantes

Según los resultados de una encuesta publicada por La Jornada, hay en México 1.24 camas de hospital, 1.28 médicos y 1.75 enfermeras por cada 1,000 habitantes en promedio. Estas cifras son muy bajas, aún comparándolas con países que poseen menos recursos económicos, Cuba entre ellos. De hecho, en algunas regiones de México, la falta de médicos resulta dramática, como en el Estado de México, donde hay un promedio de 0.72 médicos por cada 1,000 habitantes.
En la isla caribeña hay un promedio de 5 camas de hospital, 5.3 médicos y 7.5 enfermeras por cada 1,000 habitantes.
En lo que se refiere a los niños menos de 5 años, la tasa de mortalidad es de 30 sobre 1,000 en México, tres veces más que en Cuba, según un estudio realizado por la UNICEF en el año 2000.
Lo bueno es que México es el país latinoamericano más sólido en el aspecto económico...
- Amaya

martes, junio 28, 2005

El servicio al cliente

Si hay algo que no soporto es un mal servicio al cliente. Realmente es frustrante tratar de entablar una conversación razonable con un empleado mediocre, necio y/o inútil. Es todo un martirio, no? Lo peor es que ya se volvió una epidemia y yo tengo una amplia experiencia en toparme con gente así. Me pregunto por qué cuesta tanto trabajo dar un buen servicio. Empezando por una sonrisa...
- Amaya

¿El Gobierno del cambio?

Necios
Por Federico Reyes Heroles
¡Vamos a la fiesta! Festejar es algo muy nuestro. Se trata de gritar alrededor del Ángel de la Independencia ¡Viva México! ¡Ya la hicimos! Dos de julio del 2005: cinco años lejos del oprobio y la oscuridad. ¡Viva nuestra democracia, viva Fox! Después, por qué no, un brindis. Los éxitos están allí, ¿o no? Claro, por ejemplo en el 2000 74.7 por ciento de las familias vivía en hogar propio, hoy es el 70.7 por ciento y casi 3 por ciento más vive en casa prestada. Pero no importa, no hay que ser aguafiestas, para qué recordar que el ahorro externo estaba en 3.1 por ciento y hoy está en menos de la mitad. Ya sabes, esos numeritos incómodos. Pero si Fox dice que vamos viento en popa, bueno ya hasta los niños crecen más gracias a Fox. Pero los datos del Ceneval demuestran que el nivel académico de los aspirantes a preparatoria cayó en matemáticas, español, geografía, etcétera. Los del Ceneval seguramente deben de ser priistas, por eso andan con esos bailes. Además, pues acuérdate, ¡ya durmió en el Kremlin, él, un hombre de derecha! Eso es éxito y no tonterías, no importa que uno de cada cinco empresarios globales vea a México como un destino de alto riesgo. Quizá por eso cada día son menos los interesados en venir a invertir aquí: 80 por ciento estaría dispuesto a ir a China, en los próximos tres años, casi 50 por ciento a Polonia y sólo 35 por ciento a México. En fin, ya deja esas tonterías y vamos a la fiesta. ¡Viva la vida, viva Fox! Pero eso sí, ni hablar en conectividad de acuerdo con el Foro Económico Mundial nos caímos 16 lugares en un solo año. Ya veremos después, no importa que Rusia, Malasia, Argentina, Chile, Polonia o la República Checa nos hayan rebasado. A la hora del festejo no hay que andarse en pichicaterías. Cinco años de éxitos bien valen un festejo, que el mundo sepa que los mexicanos festejamos siempre, no importan los problemas, por ejemplo que Pemex vaya a la quiebra, que sólo le agregue 48 dólares de valor por barril cuando British Petroleum le agrega 335. En fin, detallitos técnicos que no opacan la grandeza mexicana que resiste eso y más, mucho más. No importa que los malos acuerdos o desacuerdos entre panistas y priistas sobre petroquímica lleven ocho años en que han dejado de entrar a esa industria en ruinas unos 25 mil millones de dólares. Total, el orgullo de ser mexicano no se quiebra fácil, eso sí no. Que no se anden con comparaciones absurdas como que el kilowatt hora vale en Sudáfrica 12.2 dólares y en México 120. Son detalles, lo importante el sábado es despejar la garganta y gritar a pulmón lleno ¡viva Fox!, nuestro nuevo héroe, porque tal y como lo afirmó su explicador, se trata de que la fecha se consolide en la memoria nacional. Eso es lo relevante, no que México venga en el lugar 78 de 120 naciones en lo que a imparcialidad de las cortes se refiere. Total, ya habrá tiempo para arreglar esos asuntos, no importa que Senegal, Togo, Uganda, Zambia, Nepal, Costa de Marfil, Siria, Marruecos o Gabón ya nos hayan dejado atrás en eso. Tampoco importa que ahora en mayo el Banco Mundial nos haya disminuido de calificación en 5 de 6 rubros de calidad de gobierno. Para qué mencionar que de acuerdo con el IMCO viene en el lugar 42 de 45 naciones en lo que se refiere a mano de obra y energía o manejo sustentable del medio ambiente. Aquí lo importante es que la fiesta continúe, ya llevamos cinco años y así nos podemos olvidar de que México aparece en el lugar 56 de 60 países en el índice de competitividad del Institute for Management Development y siga para abajo. Hay que festejar al excelente administrador, al hombre con visión de empresa. Sólo los críticos enfermos -¿cómo los llamó Fox, el demócrata, creo que enemigos de México, algo así?-, sólo ellos tienen que andar recordando que en los últimos cinco años los trámites han aumentado más del 30 por ciento y que por cada empleo formal se han creado cuatro informales, ¡vivan los changarros! Oye, por cierto, ¿qué fue de las famosas coordinaciones, la de seguridad y la de orden y no sé qué? Seguridad, no, ese tema mejor no lo toques, eso sí puede amargar la fiesta, así que mejor silencio. Recuerda, el empuje, la energía, las grandes ideas como aquella del Plan Puebla-Panamá. ¿Qué pasó con todo ese lío? Hay que pensar en grande como con el nuevo aeropuerto, ah no, perdón, eso tampoco salió. No seas aguafiestas, el régimen del cambio sí cumple, como por ejemplo en ciencia y tecnología ha sido muy consistente en bajar año con año la inversión. Eso sí es meritorio, sobre todo cuando la Unión Europea acuerda mantenerlo en 2 por ciento e intentar ir al 3 y en el entendido de que vamos a la sociedad del conocimiento. Eso es tener un camino propio, una ruta clara. Lo mismo ha ocurrido en el agro, un ranchero como él sí sabe de la importancia de expropiar ingenios y bajar los subsidios al agro. Muy coherente, por eso tenemos la honrosa medalla de ser el único país de la OCDE que baja sus subsidios al agro y a velocidades espeluznantes: 39 por ciento en sólo dos años. Eso sí es cambio y rapidito. Visión de largo plazo, eso es lo que vamos a festejar el sábado, por eso la inversión federal en infraestructura cae año con año. Ésos son los motivos de la fiesta, recordar que entre desempleo y subempleo podríamos rozar los 21 puntos. Eso es éxito y no juegos. Triunfo también el incremento en las compras de gasolina en el exterior, no cualquiera logra incrementarlas en 74 por ciento en un solo año. Yo por eso insisto, hay que festejar que dejamos atrás al corporativismo, por eso el Sindicato de Petroleros está por llevarse la licitación de Minatitlán y además anda peleando quedarse con las contrataciones por unas dos décadas, para que rindan. Eso sí es ir para adelante, progreso vamos. México corre al futuro por eso estamos en el lugar 120 de 145 en lo que a flexibilidad laboral para contratar se refiere, ya dejamos atrás a Nigeria. Y en lo tocante a dificultades para despedir ya casi logramos el campeonato: lugar 142 de 145. Así quién no va a querer venir a invertir en México. Por cierto, ya no somos la novena economía del mundo sino la decimocuarta. Hay congruencia: todo empeora. Esto para no hablar de los intangibles, allí sí hemos dado ejemplo, piensa en las relaciones internacionales, ya casi estamos peleados con todo el subcontinente de Cuba a Chile. No es fácil. Además hoy, hoy, hoy, sí tenemos una política consistente de desmantelamiento del servicio exterior. Eso sí es visión. Sobre todo ve el arrojo, el ímpetu, por ejemplo las pensiones, ya equivalen a más del 110 por ciento del PIB, pero nosotros, festejando el arribo a la democracia. Qué mejor expresión de los increíbles avances que ya no exista el tapado, sino el destapado. Nada de ocultamientos, hoy sí sabemos quién es el delfín. Eso es decisión, apertura, democracia interna. Distanciarse de su partido por defender a una persona, eso es valentía, estrategia de Estado. Como lo es utilizar abiertamente la Presidencia de la República para hacer campaña. Eso es justo lo que queríamos. Modernidad democrática cristalizada en la "pareja presidencial" -¡viva mi señora!- o en el culto a la personalidad plasmado en impertinentes festejos como éste. Todo está claro, lo único que no entiendo es por qué muchos mexicanos son tan necios y ya no quieren votar por el cambio.

lunes, junio 27, 2005

¿Por qué apestan los franceses?

Hace unos días estuve platicando con un amigo, Oscar René, quien me iluminó con su nueva teoría que explica el mundialmente conocido olor de los franceses...
He aquí un extracto de la conversación de Oscar con un cuate suyo ("suyo de él", jaja!):
"Ayer le dije a un amigo:
- Se me acabó mi desodorante, préstame el tuyo, no?
- Ok... te lo presto, pero aunque te lo prestara... uno suda de todo el cuerpo... tendrías que ponerte entonces en todo el cuerpo si no quieres oler mal...

Y bueno.. le di el avión...

El caso es que tanto ayer como hoy que no me he puesto desodorante (pero me he bañado y restregado jabón en el sobaco), y a las 4 horas ya me huele algo como que amargo...
Descubrí que eso es lo que hacen los franceses. No usan desodorante... El mismo olor que tengo ahorita es el que tienen estos cerdos siempre..." (Oscar René, D.R.)

sábado, junio 25, 2005

Cifras y más cifras...

Ciento veinte mil millones... 120,000,000,000... O si ustedes prefieren: "el saqueo más grande en la historia del país desde la época de la Colonia" (según las palabras del Peje de Gobierno).
El jueves pasado, la Suprema Corte de Justicia declaró inconstitucional la revisión de los créditos realizados de forma irregular por el IPAB. La banca vuelve a hacer de las suyas.... Si tan sólo fuera mexicana, pero ni esto se nos concede. Más del 90% de los bancos de México están en manos extranjeras. Aunque para el caso, es lo mismo. El que termina pagando todo es el pueblo: das Volk, en términos marxistas (¿marxianos?).
No cabe duda. El fallo de la Corte es sólo un ejemplo más del paso libre a la ilegalidad en nuestro país. Es la tragicomedia mexicana (¡algunos se ríen de todo esto!). Ciento veinte mil millones de pesos, sin contar los intereses, que se convirtieron en deuda pública.
Pero, ¿qué son 120 mil millones de pesos? Para que nos demos una idea, durante este sexenio, el Gobierno Federal destinó 55 mil millones de pesos a obras públicas en todo el país (¡TODO EL PAÍS!). Esta cifra es una total aberración si tomamos en cuenta que el pago de intereses para el mismo Fobaproa ascendió a 27 mil millones de pesos.
Y luego se quejan de la deuda del DF (40 mil millones de pesos, con el índice más bajo de aumento de deuda pública y además APROBADA por el Gobierno Federal)...
En fin, hay de cifras a cifras...
- Amaya

jueves, junio 23, 2005

El metrobús capitalino

¿Qué le costaba al Peje esperarse unos cuantos días más para inaugurar el servicio del Metrobús? Nada, pero el hombre ya quería oir los aplausos atronadores de sus fieles seguidores. Tal vez quería evitar las críticas de sus opositores por no tener lista la obra en la fecha establecida; sin embargo, la decisión tomada no fue la mejor, puesto que ahora le llueven descalificaciones por todos lados. Tanto alboroto se armó, que hasta la directora del Metrobús prefirió renunciar a su puesto... ¡Qué lío!
Esperemos que la situación se normalice por el bien de todos los usuarios.
- Amaya

Metamorfosis

Cuéntame, ¿dónde estuviste todos estos años?
Te busqué en todos los rostros.
La desesperación fue mi compañera fiel...

Una vez, creí haberte encontrado.
La ilusión creció por momentos.
Pero luego se hizo presente la realidad,
esa maldita ladrona de sueños.

Nunca conocí las razones.
Aun hoy me pregunto qué pasó.
¿Cuál fue la razón de la metamorfosis?
¿Cambié yo?
¿Cambiaste tú?

Tal vez simplemente Dios movió las piezas del destino.

- Amaya

martes, junio 21, 2005

Relatos

Hoy me dio mucho gusto encontrarme con la tercera y última parte del relato escrito por Tacoma sobre la boda de su hermana. Realmente me divertí muchísimo al leer toooooodo lo que pasó la familia Santos para poder estar finalmente en ese momento tan especial.
Les paso el link de nuevo para que lo visiten...

- Amaya

lunes, junio 20, 2005

Las relaciones y el mar.

"Hay un punto en las relaciones, donde sabes que puedes hacer el esfuerzo porque amas a la persona, pero estás tan cansado de dar siempre más, de hacer siempre el esfuerzo, que es más fácil dejarlo ir... como estar en el mar... haces el esfuerzo de llegar a la orilla, pero ¿para qué?"
- Edurne

La Ley de Herodes, 2da. parte.

Desde el primer momento comprendí que la intención del doctor Philbrick era humillarme. En primer lugar, creyó, no sé por qué, que yo era ingeniero agrónomo y por más que insistí en que me dedicaba a la sociología , siguió en su equivocación; en segundo, me hizo una serie de preguntas que salen sobrando ante un individuo como yo, robusto y saludable, física y mentalemente: ¿qué caso tiene preguntarme si he tenido neumonía, paratifoidea o gonorrea? Y apuntó mis respuestas, dizque minuciosamente, en unas hojas que le había mandado la Fundación a propósito. Luego vino lo peor. Se levantó con las hojas en la mano y me ordenó que lo siguiera. Yo lo obedecí. Fuimos por un pasillo oscuro en uno de cuyos lados había una serie de cubículos, y en cada uno de ellos, una mesa clínica y algunos aparatos. Entramos en un cubículo; él corrió la cortina y luego, volviéndose hacia mí, me ordenó despóticamente: "Desvístase." Yo obedecí, aunque ya mi corazón me avisaba que algo terrible iba a suceder. Él me examinó el cráneo aplicándome un diapasón en los diferentes huesos; me metió un foco por las orejas y miró para adentro; me puso un reflector ante los ojos y observó cómo se contraían mis pupilas y, apuntando siempre los resultados, me oyó el corazón, me hizo saltar doscientas veces y volvió a oírlo; me hizo respirar pausadamente, luego, contener la respiración, luego, saltar otra vez doscientas veces. Apuntaba siempre. Me ordenó que me acostara en la cama y cuando obedecí, me golpeó despiadadamente el abdomen en busca de hernias, que no encontró; luego tomó las partes más nobles de mi cuerpo y a jalones las extendió como si fueran un pergamino, para mirarlas como si quisiera leer el plano de tesoro. Apuntó otra vez. Fue a un armario y tomando algodón de un rollo empezó a envolverse con él dos dedos. Yo lo miraba con mucha desconfianza.
- Hínquese sobre la mesa - me dijo.
Esta vez no obedecí, sino que me quedé mirando aquellos dos dedos envueltos en algodón. Entonces, me explicó:
- Tengo que ver si tiene usted úlceras en el recto.
El horror paralizó mis músculos. El doctor Philbrick me enseñó las hojas de la Fundación que decían efectivamente "úlceras en el recto"; luego sacó del armario un objeto de hule adecuado para el caso, e introdujo en él los dedos envueltos en algodón. Comprendí que había llegado el momento de tomar una decisión: o perder la beca, o aquello. Me subí a la mesa y me hinqué.

- Apoye los codos sobre la mesa.

Apoyé los codos sobre la mesa, me tapé las orejas, cerré los ojos y apreté las mandíbulas. El doctor Philbrick se cercioró de que yo no tenía úlceras en el recto. Después, tiró a la basura lo que cubriera sus dedos y salió del cubículo, diciendo: "Vístase."

Me vestí y salí tambaleándome. En el pasillo me encontré a Sarita ataviada con una especie de mandil, que al verme (supongo que yo estaba muy mal) me preguntó qué me pasaba.
- Me metieron el dedo. Dos dedos.
- ¿Por dónde?
- ¿Por dónde crees, tonta?
Fue una torpeza confesar semejante cosa. Fue la causa de mi desprestigio. Llegado el momento de las úlceras en el recto, Sarita amenazó al doctor Philbrick con llamar a la policía si intentaba revisarle tal parte; el doctor, con la falta de determinación propia de los burgueses, la dejó pasar como sana, y ella, haciendo a un lado las reglas más elementales del compañerismo, salió de allí y fue a contarle a todo el mundo que yo me había doblegado ante el imperialismo yanqui.

FIN.

La Ley de Herodes, 1era parte.

La Ley de Herodes
Jorge Ibargüengoitia

Sarita me sacó del fango, porque antes de conocerla el porvenir de la Humanidad me tenía sin cuidado. Ella me mostró el camino del espíritu, me hizo entender que todos los hombres somos iguales, que el único ideal digno es la lucha de clases y la victoria del proletariado; me hizo leer a Marx, a Engels y a Carlos Fuentes, ¿y todo para qué? Para destruirme después con su indiscreción.

No quiero discutir otra vez por qué acepté una beca de la Fundación Katz para ir a estudiar en los Estados Unidos. La acepté y ya. No me importa que los Estados Unidos sean un país en donde existe la explotación del hombre por el hombre, ni tampoco que la Fundación Katz sea el ardid de un capitalista (Katz) para eludir impuestos. Solicité la beca, y cuando me la concedieron la acepté; y es más, Sarita también la solicitó y también la aceptó. ¿Y qué?

Todo iba muy bien hasta que llegamos al examen médico... No me atrevería a continuar si no fuera porque quiero que se me haga justicia. Necesito justicia. La exijo. Así que adelante...

La Fundación Katz sólo da becas a personas fuertes como un caballo y el examen médico es muy riguroso.

No discutamos este punto. Ya sé que este examen médico es otra de tantas argucias de que se vale el FBI para investigar la vida privada de los mexicanos. Pero adelante. El examen lo hace el doctor Philbrick, que es un yanqui que vive en las Lomas (por supuesto), en una casa cerrada a piedra y cal y que cobra... no importa cuánto cobra, porque lo pagó la Fundación. La enfermera, que con seguridad traicionó la Causa, puesto que su acento y rasgos faciales la delatan como evadida de la Europa Libre, nos dijo a Sarita y a mí, que a talhora tomáramos tantos más cuantos gramos de sulfato de magnesia y que nos presentáramos a las nueve de la mañana siguiente con las "muestras obtenidas" de nuestras dos funciones .

¡Ah, qué humillación! ¡Recuerdo aquella noche en mi casa, buscando entre los frascos vacíos dos adecuados para guardar aquello! ¡Y luego la noche en vela esperando el momento oportuno! ¡Y cuando llegó, Dios mío, qué violencia! (Cuando exclamo Dios mío en la frase anterior, lo hago usando de un recurso literario muy lícito, que nada tiene que ver con mis creencias personales.)

Cuando estuvo guardada la primer muestra, volví a a la cama y dormí hasta las siete, hora en que me levanté para recoger la segunda. Quiero hacer notar que la orina propia en un frasco se contempla con incredulidad; es un líquido turbio (por el sulfato de magnesia) de color amarillo, que al cerrar el fraso se deposita en pequeñas gotas en las paredes de cristal. Guardé ambos frascos en sucesivas bolsas de papel para evitar que alguna mirada penetrante adivinara su contenido.

Salí a la calle en la mañana húmeda, y caminé sin atreverme a tomar un camión, apretando contra mi corazón, como San Tarsicio Modeno, no la Sagrada Eucaristía, sino mi propia mierda.

Por la Reforma llegué hasta la fuente de Diana, en donde esperé a Sarita más de la cuenta, pues había tenido cierta dificultad en obtener una de las muestras. Llegó como yo, con el rostro desencajado y su envoltorio contra el pecho. Nos miramos fijamente, sin decirnos nada, conscientes como nunca de que nuestra dignidad humana había sido pisoteada por las exigencias arbitrarias de una organización típicamente capitalista. Por si fuera poco lo anterior, cuando llegamos a nuestro destino, la mujer que había traicionado la Causa nos condujo al laboratorio y allí desenvolvió los frascos ¡delante de los dos! y les puso etiquetas. Luego, yo entré en el despacho del doctor Philbrick y Sarita fue a la sala de espera.

Continuará...

miércoles, junio 15, 2005

Sólo una cosa más...

Vamos Chivas!

Cuentos latinoamericanos

En la pasada Feria del Libro conseguí una antología "formi-formidable" de cuentos latinoamericanos. Los autores son bien conocidos: Jorge Luis Borges, Juan Rulfo, Gabriel García Márquez, Alejo Carpentier, Julio Cortázar y Adolfo Bioy Casares.

Hay dos cuentos que llamaron especialmente mi atención: Los fugitivos, de Alejo Carpentier; y La autopista del sur, de Julio Cortázar.

Así que si son amantes de la literatura latinoamericana, esta antología les va a fascinar.


- Amaya

Un día lluvioso

Después de mucho esperar, por fin apareció la lluvia. Su llegada fue una bendición. El cielo y el mar escogieron el gris oscuro el día de ayer... Olor a tierra mojada... Brisa fresca... Cientos de gotas traviesas en la piel... Viejos y agradables recuerdos de verano... Una sonrisa en el alma... Un sentimiento de gratitud... Tranquilidad total...

- Amaya

Memoria de mis putas tristes

"El año de mis noventa años quise regalarme una noche de amor loco con una adolescente virgen. Me acordé de Rosa Cabarcas, la dueña de una casa clandestina que solía avisar a sus buenos clientes cuando tenía una novedad disponible. Nunca sucumbí a ésa ni a ninguna de sus muchas tentaciones obscenas, pero ella no creía en la pureza de mis principios. También la moral es un asunto de tiempo, decía, con una sonrisa maligna, ya lo verás..." (Memoria de mis putas tristes, Gabriel García Márquez).

Esta novela es un breve relato sobre la vida de un viejo periodista apasionado de la música clásica que de pronto cae en las profundidades del amor, un sentimiento totalmente desconocido para él, acostumbrado a dar siempre monedas a cambio de sexo.

La soledad y los males de la vejez, combinados con la ilusión de un nuevo amor, son los temas centrales de esta novela pequeñita, lista para ser devorada en unas cuantas horas.

- Amaya

Sed

"Soy yo... supongo que llegarás uno de estos días, espero que hayas descansado, creía que ibas a llamar desde casa de tu madre, pero ya debería saber que contigo no se puede contar para estas cosas, en fin, no importa, quedan aquí las palabras de recibimiento de una amiga, llámame cuando te apetezca, cuando se te antoje, pero no como quien se siente obligado, eso sería malo para ti y para mí, a veces me imagino lo maravilloso que sería que me llamases sólo porque sí, simplemente como alguien que tiene sed y bebe un vaso de agua, pero eso ya sé que es pedirte demasiado..."

El hombre duplicado
José Saramago

martes, junio 14, 2005

Libertad

14 de junio de 2005

1. Declaran No culpable a Michael Jackson.
2. Después de 10 años de encarcelamiento, sale Raúl Salinas.

¿Culpables o inocentes?

- Amaya

martes, junio 07, 2005

La vida de Adolfo

Sergio Sarmiento: Jaque Mate
Aguilar Zinser

"Desafortunadamente el entendimiento que la clase política e intelectual de Estados Unidos tiene sobre México es todavía el de un país en la condición genérica de patio trasero." (Adolfo Aguilar Zinser)

Adolfo Aguilar Zinser tenía una inusitada combinación de solvencia intelectual y sentido de los medios de comunicación. Desde joven, cuando era estudiante, se le reconocía su brillantez. A la capacidad de análisis de los temas internacionales y nacionales, sin embargo, siempre supo darles el toque del atractivo mediático.

Aguilar Zinser nació en el seno de una familia en que se valoraba la capacidad intelectual y cultural. Su abuelo fue Miguel Ángel de Quevedo, reforestador y precursor del ecologismo en México. Su padre, Adolfo Aguilar y Quevedo, fue considerado por muchos como el mejor abogado penalista del México de mediados del siglo XX. Su madre, Carmen Zinser, era una discreta e incansable filántropo. Su hermano, Alonso Aguilar Zinser, es hoy uno de los abogados penalistas más reconocidos de México. Su hermana Ángeles es editora de la revista Tiempo Libre.

Adolfo obtuvo una licenciatura en relaciones internacionales en el Colegio de México y una maestría en administración pública en la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de la Universidad Harvard. Fue profesor, investigador y funcionario del Centro de Estudios Económicos y Sociales del Tercer Mundo impulsado por Luis Echeverría. Cuando se derrumbó el sueño del tercermundismo, mantuvo un activo papel como intelectual de izquierda tanto en el mundo académico como en colaboraciones en distintos medios de comunicación.

Con Jorge Castañeda se opuso activamente al Tratado de Libre Comercio de América del Norte. En 1994 se hizo cargo de la relación con los medios de la campaña de Cuauhtémoc Cárdenas a la Presidencia. Fue diputado externo del PRD de 1994 a 1997. Sin embargo, un libro crítico sobre la campaña de Cárdenas, Vamos a ganar: la pugna de Cuauhtémoc Cárdenas por el poder, le ganó la animadversión de una parte importante de la izquierda perredista.

En 1997 Aguilar Zinser ganó una senaduría por el Partido Verde, pero también esta vez se distanció del partido que lo había llevado al cargo legislativo y actuó de forma independiente. En el 2000 se unió, con Castañeda, a la campaña presidencial de Vicente Fox. Los dos ex académicos se convirtieron, de alguna manera, en el vínculo del guanajuatense y una intelectualidad de izquierda que estaba dispuesta a apostar por el voto útil en contra del PRI, aunque fuera en beneficio de un candidato presidencial tildado de derechista.

Tras el triunfo de Fox, Aguilar Zinser fue designado consejero de seguridad nacional de la Presidencia de la República. Tuvo disputas con otros funcionarios públicos y después de dos años se le mandó a Nueva York como representante permanente ante las Naciones Unidas. Ahí chocó con sus dos jefes formales y sucesivos cancilleres: primero su viejo amigo Jorge Castañeda y después Luis Ernesto Derbez. Finalmente dejó el servicio público. Se dijo que esto era consecuencia de unas declaraciones que había hecho según las cuales Estados Unidos seguía considerando a México como su patio trasero. Pero hay razones para pensar que la cancillería buscaba ya deshacerse de un representante que no aceptaba instrucciones de Tlatelolco y que quería manejar su propia diplomacia en las Naciones Unidas.

Aguilar Zinser se reintegró así al mundo académico y a los medios. De hecho, su columna del periódico Reforma la mantuvo todo el tiempo que estuvo en el servicio público. En este 2005 condujo brevemente un programa de análisis para el canal 40 de televisión.Los homenajes a Aguilar Zinser tras su fallecimiento han sido notables y muy extendidos. Lo han alabado incluso quienes tuvieron diferencias públicas con él. A sus festejos fúnebres asistieron Manuel Bartlett, Jorge Castañeda, Cuauhtémoc Cárdenas y el presidente Vicente Fox. A instancias de la propia Condoleezza Rice, la secretaria de Estado de la Unión Americana, los cancilleres americanos reunidos en la 35ª Asamblea General guardaron un minuto de silencio en su honor. El secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, lamentó públicamente su fallecimiento.

Mal haríamos en tratar de convertir a Adolfo Aguilar Zinser en el santo que nunca fue. Era un hombre difícil. Muy seguro de sus ideas, se resistía a trabajar en equipo. Pero si bien todos los que lo conocieron tienen alguna anécdota del protagonismo o la testarudez de Aguilar Zinser, nadie le podrá discutir nunca ni su inteligencia ni su innato sentido de los medios.

lunes, junio 06, 2005

5 de junio de 2005

Muere Adolfo Aguilar Zinser.

¿Incoherencia política?

La presidencia de la República acaba de revelar el rechazo a la nueva propuesta de la Organización de Estados Americanos (OEA), dirigida por el chileno José Miguel Insulza.

El debate dentro de la Organización se centra en una futura vigilancia de las democracias del continente y la postura de México es negarse a cualquier modalidad de tutelaje.

¿Cómo explicar la postura de México?

Recordemos que hace poco ocurrió un episodio "incómodo" en la diplomacia mexicana cuando el Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Ernesto Derbez, sostuvo una competencia difícil con José Miguel Insulza para ocupar la Secretaría General de la OEA. Dicha competencia provocó cierta tensión en la relación de México con los países de Sudamérica y puso en evidencia, una vez más, la marcada dependencia de nuestro país frente al gigante estadounidense.

La respuesta de México puede ser el reflejo de la pasada competencia en la OEA. Puede ser un berrinche como los que acostumbran hacer algunos políticos, una reacción visceral como muchas otras de las que hemos sido testigos.

Es cierto que resulta indispensable analizar profundamente la propuesta de la OEA, no podemos dar un "sí" sin haber llevado a cabo una reflexión que contemple tanto los pros como los contras; sin embargo, el hecho de rechazar automáticamente dicha supervisión, presenta, desde mi punto de vista, una gran incoherencia en política exterior.

Si México está realmente comprometido con la democracia, ¿cómo es posible que acepte la visita de observadores de los derechos humanos y al mismo tiempo negar cualquier posibilidad de vigilar a las democracias con el fin de evitar el surgimiento de nuevas dictaduras en nuestro continente?

¿No ha sido esta supuesta "apertura" a la democracia la victoria más grande de este gobierno? "Si se está libre de pecado, ¿por qué tanto miedo?", reclama el foxismo al gobierno cubano al negarse a aceptar la visita de los observadores internacionales. ¡Qué ironía!

Habrá que esperar la respuesta oficial de México ante la OEA. Aun así, creo que las declaraciones hechas por el portavoz de Los Pinos carecen de argumentos que respalden la posición de nuestro país. Ojalá que no se trate de un desplante político con el objetivo de poner piedras en el camino del nuevo Secretario de la OEA.

- Amaya

viernes, junio 03, 2005

Kimé


Kimé es el nombre de la banda de mi amiga Susana, "la cantante", como le dice mi papá...

Después de muchas batallas, Susana por fin está haciendo realidad un sueño que alberga en su alma desde que la conozco: grabar su primer disco.

Si quieren saber un poquito más de la historia de Kimé, sus rolas, sus anécdotas y sus desvaríos: http://sunakime.blogspot.com

- Amaya

40 grados

Se me ocurre, con este gran calor de más de 40 grados centígrados , que una chelita bien fría vale más que todo el oro del mundo...

Que momento tan delicioso... Imaginen unos pepinitos con sal, chile y limón... y luego el clímax: el juguito!! Ufff!!!

Estoy desvariando, este calor no me deja pensar y, para colmo, Fox acaba de nombrar a Abascal como el nuevo Secretario de Gobernación para que Creel se lance de lleno a la campaña electoral... ¿También le afectó el calor?

Pero, regresemos a la cerveza y a la botana... Que ni se le ocurra a mi mamá hacer consomé!! Quiero algo fresco, no sé, una lechuga... Si voy a la azotea me voy a freir... Mi cuarto es un temazcal y la sala está hirviendo... Saramago me hace compañía, pero ahora no puedo ni leer... La concentración se evapora...

Calor. Calor. Calor. Calor. Calor. Calor...

- Amaya

jueves, junio 02, 2005

Sarcasmo: ironía hiriente y mordaz

Que alguien me explique qué es el sarcasmo. ¿Por qué es tan multifacético? A veces funciona como el humor más fino e inteligente que existe. Hay quien lo usa como un recurso retórico. Sin embargo, existen ocasiones en las que se convierte en un grito desesperado. Es esta última cara del sarcasmo la que me intriga.

Tomando en cuenta algunas experiencias propias y ajenas, he observado que cuando existen fallas en la comunicación, el más desesperado intento por captar la atención de las personas es el sarcasmo...

Cuántas veces hemos utilizado este recurso para disfrazar los reproches hacia los demás. "¡Qué puntualidad la tuya!", y otras frases por el estilo, han sido socorridas por miles de personas con el fin de expresar inconformidad y hacer que el aludido cambie su comportamiento.

¿Por qué no decir las cosas directamente? ¿Por qué las frases sarcásticas? Puede ser que las cosas ya se hayan dicho directamente muchas veces sin resultados concretos. Puede ser que la persona en cuestión no sea capaz de expresar sus deseos de una manera sencilla y coherente. Pueden ser mil razones más...

¿Y qué tal cuando el sarcasmo se convierte en un arma hiriente?

Tengo un mundo de preguntas e ideas al respecto, todas ellas difusas, pero si de algo estoy segura es que el uso indiscriminado de esta forma maquillada de insulto puede llegar a fracturar las relaciones interpersonales.

Es una conclusión un tanto acelerada, pero es todo por hoy...

Amaya
Se produjo un error en este gadget.