miércoles, abril 21, 2010

Reflexiones de un miércoles por la noche

Puede ser que me equivoque, aunque es bastante improbable porque lo que estoy a punto de decir me ha tomado horas y horas de investigación científica y reflexión profunda:

Señoras y señores, sólo existen dos tipos de personas en este mundo: los que doblan calcetines y los que viven para gozar los grandes privilegios de contar con calcetines ya doblados.

Es triste, es infame, es tremendamente trágico, pero es verdad...

- Amaya

viernes, abril 16, 2010

Ommmhhhh...

¡Ya es viernes! Y para estar ad hoc les comparto estas imágenes de espacios bellísimos y llenos de luz. Ahhhh, me encanta la paz y la tranquilidad que ahí se respira. ¡Inspírense!







- Amaya

jueves, abril 15, 2010

Cascaritas de papa

Un día quedé con Iván y Mariana de vernos en el South para botanear algo y echar el chal a gusto. Todo tranquilo.

El Iván pasó por mí. Le pregunté por Mariana y me dijo que ella nos iba a alcanzar ahí en el restaurante porque estaba en la maestría.

Así que llegamos al lugar y pedimos unas chelitas mientras veíamos la carta. Yo veía que el Iván no se decidía por nada y entonces le pregunté si pedíamos unas cascaritas de papa en lo que llegaba Mariana y me dijo que sí.

¡Perfecto!

- Joven, unas cascaritas de papa, por favor...

Ahí estábamos plátique y plátique y yo veía al Iván medio nerviosón. Como que volteaba para todos lados y parecía que le picaba la cola. Me imaginé que era porque Mariana todavía no se aparecía...

Pasaron 15 minutos, 20 minutos, 30 minutos, 40 minutos y el mesero ni sus luces con nuestras cascaritas de papa.

Volteo a ver al Iván y me pareció que hasta le sudaba la frente.

En eso... Todo en cámara lenta, veo que el mesero se acerca poco a poco a la mesa. Iván abre los ojos complacido. Volteo hacia la calle y veo que Mariana está llegando al restaurante. Mariana ve que el mesero pone las cascaritas de papa sobre la mesa. Iván se da cuenta que Mariana está siguiendo toda la escena. Yo agarro una cascarita de papa. Iván está a punto de hacer lo mismo cuando Mariana se lanza a la mesa, le quita la botana de la mano y grita:

- ¡Iváaaaan! ¡No puedes comer eso! ¡Acuérdate que estás a dieta!

Y entonces lo comprendí todo.

Pobre Iván, Mariana llegó antes que las cascaritas de papa y tuvo que pedir una ensalada de lechuga mientras me veía cómo me zampaba alegremente la botana.

- Amaya

¿Quién es Michelle Obama?

En los últimos días, los medios nacionales han destacado la visita de la primera dama estadounidense, Michelle Obama, quien ha venido a México para reunirse con Margarita Zavala, la esposa del presidente Felipe Calderón.

La reunión entre ambas mujeres tiene el objetivo de abordar temas de la agenda social bilateral y visitar algunos lugares como el Museo Nacional de Antropología, la primaria de bajos recursos Siete de Enero y la Universidad Iberoamericana.


Fue precisamente en esas visitas que Michelle Obama habló de sus orígenes y de las pocas probabilidades que tenían su esposo y ella de convertirse en el presidente y la primera dama de Estados Unidos. Su mensaje seguramente inspiró a muchos.


La primera dama es carismática y de sonrisa fácil. Es admirada en todo el mundo, no sólo por su forma de vestir, sino por su gran inteligencia y sensibilidad social. La mancuerna perfecta del primer presidente afroamericano de Estados Unidos.


Michelle LaVaughn Robinson de Obama nació el 17 de enero de 1964 en Illinois, Chicago. Proveniente de una familia modesta, donde su padre trabajaba en una planta de agua (a pesar de haber sido diagnosticado con esclerosis múltiple) y su madre se desempeñaba como secretaria, Michelle tuvo la suerte de poder estudiar en la Universidad de Princeton, donde se graduaría con honores cum laude en el postgrado de Artes con la tesis titulada "Princeton - Negros educados y la comunidad negra”.


Posteriormente obtuvo la licenciatura en Leyes en la Facultad de Derecho de Harvard. Fue en esa época donde inició una participación política mucho más activa, exigiendo, por ejemplo, que las autoridades universitarias respetaran los derechos de las minorías y contrataran profesores pertenecientes a dichos grupos.


Después de finalizar sus estudios en Harvard, trabajó por algún tiempo en el despacho de abogados Sidley Austin en la ciudad de Chicago, donde conoció a Barack Obama, con quien contraería matrimonio en 1992. También formó parte del gabinete del alcalde de Chicago Richard M. Daley y laboró en el Centro Médico de la Universidad de Chicago.


Michelle Obama afirma que su verdadera vocación es trabajar con la gente y servir a sus comunidades. Actualmente tiene a su cargo un programa llamado Let’s Move! que tiene el objetivo de agrupar a líderes comunitarios, maestros, doctores, enfermeras y padres de familia en un esfuerzo nacional para combatir la obesidad infantil.


Tal vez el rasgo más revelador de Michelle Obama es lo que dice el portal de la Casa Blanca: cada vez que le piden a la primera dama de Estados Unidos que se describa a sí misma, ella nunca duda en decir que lo primero y más importante es que es la mamá de Malia y Sasha.


- Amaya

Artículo publicado por Webnews México.

sábado, abril 10, 2010

Would you marry me?

Me encantaron los detalles de esta boda: Las invitaciones, los botones, el vestido, las flores, los globos, los cupcakes, hasta la foto de los pies, ¡todo está increíble!

¿Qué onda, Aleks? ¿Nos casamos otra vez?









Más inspiración para bodas de ensueño aquí...

- Amaya

"Estás loca por mí"

Cuando iba en primero de secundaria había un chavo de segundo de prepa que a cada rato iba a mi salón. Pantesiano, como le llamaremos para proteger su identidad, siempre llegaba a primero "B" con su amigo Onésforo y se ponían a jugar futbolito de mesa con mis amigos.

Esos dos eran un par de castrosos que no se cansaban de estar ahí cada que había un receso. Realmente yo no entendía cómo a unos grandulones de segundo prepa les encantara pasar su tiempo con chavitos de primero de secundaria... Me parecía de lo más infantil.

Onésforo, hasta eso, me caía bien. ¡Pero Pantesiano! Arghhh, Pantesiano... Se la pasaba molestándome y burlándose de mí: que si mi cabello chino, que si mis calcetas altas, que si era una nerd, que si mi mochila estaba chistosa, que si no me dejaban ir a fiestas...

Ya no lo soportaba. Además, me chocaba que se creyera el súper galán interesante.

Un día, tenía laboratorio y, como de costumbre, llegó Pantesiano con toda su actitud que me sacaba de quicio. Ese día me acuerdo que estaba más insoportable que nunca. No me dejaba entrar a mi clase y yo ya me estaba enojando así que intenté darle un cuadernazo, pero él alcanzó a agarrarlo, me lo quitó y se lo llevó.

Cuando salimos al receso me entregó mi cuaderno y luego descubrí que había escrito algo en la última hoja. Era un mensaje en letras grandotas que decía:

"Amaya está loca por Pantesiano"

Ahí fue donde me cayó el veinte. ¡Pantesiano juraba que yo moría por él!, lo cual no podía estar más alejado de la realidad. ¡JA! ¿Cómo demonios llegó a esa conclusión?

Cuando me preguntó si había leído lo que había escrito me reí en su cara y le dije que a mí me gustaba otro niño...

Pfff, hubieran visto su cara cuando le dije eso. Maléfica no hubiera sido tan cruel. Y entonces, por primera vez, se me ocurrió que tal vez yo le gustaba. No entendía nada. ¡Ese chamaco se la pasaba molestándome todo el tiempo! No podía ser, ¿o sí? No estaba segura, pero después de ese episodio dejó de ir a mi salón como antes y Onésforo no dejaba de regañarme por haberlo dicho eso a su amigo.

Entonces llegaron las vacaciones de verano...

Entré a segundo de secundaria y ¿qué creen? Pantesiano volvió a la carga, sólo que esa vez algo cambió y nos hicimos novios...

- Amaya

jueves, abril 08, 2010

Puras deudas

Estoy impactada.

Hace rato le estaba echando un ojo al blog de mi primo Roberto y cuando leí los datos que incluye en su último post me fui pa'trás. ¿985 millones de pesos diarios en deuda? ¡Ay, güey! Les comparto el texto:

Esta nota de La Jornada es realmente escalofriante: la deuda pública interna del país ha crecido a un ritmo de $985 millones de pesos diarios desde el arranque del sexenio de Calderón. La deuda, pues, llega a $3 billones 547 mil 846 millones de pesos. Suerte leyendo correctamente esa cifra.

¿En qué se gasta tanto que el gobierno se debe endeudar tanto? ¿Se endeudó para minimizar el impacto de la crisis financiera mundial? ¿Esta deuda evitó un alza de impuestos?

Como bien sabemos, se elevaron impuestos y el gobierno no respondió como otros países en el mundo cuando recibieron el golpe de la crisis financiera con toda su fuerza. Al contrario, México aumentó impuestos y redujo el gasto público, medidas completamente opuestas a lo que dice el manual que otros países siguieron. Esta movida, aumentar impuestos, en teoría evitó que el gobierno se endeudara para hacerle frente a la crisis, pero es obvio que la deuda sigue aumentando. ¿Qué, pues? Algo no cuadra.

Posibles razones son el alto índice de evasión fiscal y la desproporcional carga fiscal a sólo ciertos sectores del país y el alto gasto del gobierno, incluyendo burócratas. Todos sabemos que México está en la cola comparado con otros países de la OCDE en cuanto a recaudación de impuestos se refiere. Otra razón bien pudiera ser la cacareada "guerra contra el narco". Tener a tantos militares en las calles cuesta y México no está acostumbrado a tener gastos militares o de defensa de esta magnitud.

El punto es que la opción de que el gobierno se endeudara más para minimizar el impacto de la crisis financiera mundial no se pudo dar (quiero creer poniendo a lado cuestiones ideológicas) porque el gobierno ya venía endeudado. El problema es que no se ve por qué se está endeudando tanto. ¿Han mejorado las escuelas? ¿Las carreteras? ¿El empleo crece y el nivel de inseguridad ha decrecido?

Esto me huele a una pésima administración pública. Y sí, hay que preguntarse: ¿qué pues con el excedente de la venta de petróleo durante el sexenio de Fox y principios del de Calderón?

Entonces, ¿por qué tan endeudados? Si quieren seguir leyendo les recomiendo que pasen por acá, donde está el texto completo...

- Amaya

Ex presidentes en la mira de la justicia

No, esta vez no se trata de México, como lo desearían muchos mexicanos, sino de Bolivia.


Después de haber calificado como “delincuentes” a tres ex presidentes de Bolivia, el presidente Evo Morales se ha dado a la tarea de poner en marcha toda una maquinaria judicial con el objetivo de acelerar los procesos entablados contra dichos personajes políticos.

Los antiguos Jefes de Estado, que se sentían seguros y protegidos después de su retiro del servicio público, consideran que la llamada “Ley Guillotina”, aprobada por el Congreso el pasado 18 de marzo, se trata de un abuso de poder y una cacería de brujas contra todos aquellos opositores al proyecto político del presidente.


¿De qué han sido acusados los ex presidentes? Jorge Quiroga (2001-2002) y Carlos Mesa (2003-2005) son acusados de haber favorecido contratos con las multinacionales petroleras a cambio de generosas compensaciones. Por su lado, Eduardo Rodríguez ha sido acusado de traición por haber entregado a los Estados Unidos misiles bolivianos comprados a China.


Los acusados han criticado esta iniciativa anticorrupción de Evo Morales y alegan que se negarán a ser juzgados por magistrados de la Suprema Corte designados en febrero pasado por el mismo presidente. Cabe aclarar que dicha designación, se hizo con el fin de destrabar un sistema judicial que se encontraba totalmente paralizado.


Las críticas no sólo han surgido de parte de los implicados, sino también de algunos diarios de difusión nacional, los cuales afirman que la rendición de cuentas es necesaria en Bolivia pero que también hacen falta jueces independientes.


Por su parte, el ministro anticorrupción de Evo Morales, Nardi Suxo, explicó que los futuros jueces serán elegidos por el pueblo y que los procesos contra los ex presidentes serán llevados de forma imparcial.


A pesar de los pronunciamientos encontrados, parece ser que el pueblo boliviano sigue apoyando las políticas del presidente y dicho apoyo se vio reflejado el domingo pasado en las urnas, en las que ganó la mayoría de los departamentos.


Los resultados oficiales de las elecciones se darán a conocer el próximo 29 de abril y serán pieza clave para que el presidente Morales pueda poner en marcha algunas iniciativas que tienen que ver con las autonomías indígenas y la reordenación territorial.


Finalmente, cabe señalar que las propuestas anticorrupción del gobierno de Evo Morales se suman a otros casos en Latinoamérica -Costa Rica, particularmente- en los que se ha exigido una rendición de cuentas a ex presidentes y antiguos funcionarios que son sometidos a juicio.


En México, los esfuerzos para poder procesar judicialmente a ex presidentes no han sido suficientes, todavía hay muchos intereses en juego que han obstaculizado dicha labor, lo que nos lleva a pensar que en el ámbito de la rendición de cuentas a nuestro país le queda un buen trecho por recorrer.


- Amaya


Artículo publicado por Webnews México

La dictadura en la novela latinoamericana

Algunas de las explicaciones sociológicas y psicológicas de la aparición de las dictaduras latinoamericanas afirman que éstas no son sólo el resultado directo de una situación donde convergen un lado dominante y uno sumiso, sino que también son el producto de un machismo llevado al extremo de lo absurdo.

De esta forma, la idea del hombre fuerte ("caudillo") y de un pueblo débil se encuentra presente hasta el último rincón de los países de América Latina.

En este sentido, resulta curioso que muchas de las obras latinoamericanas que recurren al tema de la dictadura presentan al poder político como una prolongación de la sexualidad de los dictadores.

Dos de esas novelas son La fiesta del chivo (Vargas Llosa) y El otoño del patriarca (García Márquez). En ellas, ha ciertos paralelismos que no pasan desapercibidos y que se convierten en los ingredientes principales de la trama: la megalomanía y la paranoia de los dictadores; el totalitarismo del gobierno; la asfixia y el ejercicio del poder a través del terror; la aprobación (y apoyo) de Estados Unidos a los proyectos de los dictadores; los asesinatos disfrazados de accidentes o suicidios; la corrupción y la violación de conciencias; la legitimidad de los dictadores otorgada por un pueblo que ha transferido -voluntaria o forzadamente- el proceso de toma de decisiones al sistema.

En La fiesta del chivo, resulta casi inverosímil que un personaje con las características tan peculiares de Rafael Leónidas Trujillo resultara tan aterrador para todos. Tal vez ahora nos parezca patético que este personaje tratara de ocultar sus carencias haciendo gala de las actos más atroces y, sin embargo, tenía a todo el país a sus pies.

Y es que dicen que cada país latinoamericano tiene su fantasma dictador: Nicaragua tiene a Somoza, Venezuela tiene a Juan Vicente Gómez, El Salvador tiene a Maximiliano Hernández, Paraguay tiene a Stroessner, Cuba tiene a Machado, Guatemala tiene a Estrada Cabrera, pero el peor de todos dicen que es Rafael Leónidas Trujillo de República Dominicana.

En El otoño del patriarca, en cambio, García Márquez no hace referencia a un dictador en particular, sino que combina los rasgos más sobresalientes de los dictadores latinoamericanos y crea un personaje singular de edad incalculable que se convierte en una leyenda. Llama la atención el comportamiento generoso que presenta el patriarca hacia su madre, una anciana que vivía humildemente sin estar consciente de ser una de las personas más ricas del mundo. Esta generosidad contrasta con los horrores que es capaz de cometer contra quienes lo "traicionan", como es el caso del general Rodrigo de Aguilar, quien había organizado un golpe contra el patriarca pero en el último momento es asesinado y su cuerpo es servido como el plato principal en un banquete al que asisten los oficiales que habían participado en la conspiración:

Eran las doce, pero el general Rodrigo de Aguilar no llegaba, alguien trató de levantarse, por favor, dijo él, lo petrificó con la mirada mortal de que nadie se mueva, nadie respire, nadie viva sin mi permiso hasta que terminaron de sonar las doce, y entonces se abrieron las cortinas y entró el egregio general de división Rodrigo de Aguilar en bandeja de plata puesto cuan largo fue sobre una guarnición de coliflores y laureles, macerado en especias, dorado al horno, aderezado con el uniforme de cinco almendras de oro de las ocasiones solemnes y las presillas del valor sin límites en la manga del medio brazo, catorce libras de medallas en el pecho y una ramita de perejil en la boca, listo para ser servido en banquete de compañeros por los destazadores oficiales ante la petrificación de horror de los invitados que presenciamos sin respirar la exquisita ceremonia del descuartizamiento y el reparto, y cuando hubo en cada plato una ración igual de ministro de la defensa con relleno de piñones y hierbas de olor, él dio la orden de empezar, buen provecho señores.

- Amaya

miércoles, abril 07, 2010

El Mundo según Chepina


Oigan, los invito a que lean las aventuras de Chepina en el portal de La Lonchería.

"El Mundo según Chepina" es un proyecto de Cuidando sus Huellas que busca promover la tenencia responsable de mascotas a través de los relatos perrunos de la Chepis.

Así que ya pueden ir a echarle un oclayo a la sección aquí, acá, acullá...

¡Bienvenidos todos los comentarios!

- Amaya

Hay de semanas a semanas

Les comparto este extracto del texto de Guillermo Sheridan que está para chuparse los dedos (el texto, el autor no, aunque es simpatiquísimo):

Semana farsanta

Aborrezco la semana santa, esa mezcla de misticismo y celulitis. En nuestros tiempos los rituales religiosos huelen a aceite de coco. La semana santa propicia despliegues de teatralidad insulsa, tan cara al alma mexicana y a sus conflictos esenciales: la madre gime porque su hijo está en problemas, y los hijos sangran porque los abandonó su padre. Prefiero, definitivamente, las semanas laicas.

Es muy curiosa la forma en que una sociedad tan autoproclamadamente jacobina se entrega al psicodrama colectivo, una gestalt tumultuaria en la que se brinca, de un día para otro, de posar desnudos para el fotógrafo gringo a disfrazarse de romanos y judíos y hablar en vosotros. Espadas de cartón y pelucas de fibracel para apóstoles de pacotilla, últimas cenas de ocasión, sanedrines al uso, jesucristos prêt-à-porter...

martes, abril 06, 2010

Food Revolution

Me encanta la iniciativa del chef Jamie Oliver para cambiar las comidas escolares en Estados Unidos. ¡Basta de pizzas y papas fritas!

La verdad, creo que es un proyecto muy noble, súper divertido y terriblemente necesario. ¿Para cuándo algo así en México? (¡Chef Oropeza, ahí te hablan!)


¿Vieron al niño que confunde los jitomates con papas?
¡Horror!


- Amaya

* Come frutas y verduras
Se produjo un error en este gadget.