viernes, diciembre 30, 2011

Transfusión

Si todo sale como lo teníamos previsto, a esta hora ya me deberían estar haciendo la transfusión de sangre que necesito para estar fuertotototota. 

Confieso que tengo miedo. A veces siento que en vez de mejorar, cada vez necesito de mayores cuidados. Como una viejita en un asilo. Como un enfermo de alzheimer. Cuando pienso que ya perdí toda mi dignidad, viene algún dolor o algún malestar con su respectivo tratamiento que me hace ver que todavía se puede caer más bajo. 

Es horrible. 

Mientras tanto, no me queda de otra que hacer lo que haga falta. Vamos actuando según lo que vaya saliendo. ¿Achaque nuevo? Paliativo nuevo. Me siento en un laberinto. 

Y luego en las noticias puros actores y presidentes con cáncer...

¡Ay!

- Amaya 

jueves, diciembre 29, 2011

Caritas modernas

Esta Navidad quería sorprender al Aleks y al goldito con un regalo chingón. Estuve planeando las cosas a detalle y con tiempo para que todo saliera perfecto. Al final, por cuestiones técnicas, tuve que revelar mi secreto antes de tiempo y el factor sorpresa se jodió, peeero creo que sí les gustó. Aunque pensándolo bien, también fue un regalo para mí. Me fascinó. 

Tengo una amiga que tiene un estudio fotográfico en Puebla (Koi Fotografía) y ya tiene tiempo que quería encargarle algo porque hace trabajos realmente increíbles, así que le pedí que me imprimiera unas fotos del Alex en canvas y ahora tenemos 4 cuadros muy padres de caritas modernas para colgar en su cuarto. 










¿Qué tal?


- Amaya

Apps para bebés

¡Llévelo, llévelo! ¡Apps para entretener al chamaco! Cuando las muecas de chango que tanto les hacían reír ya no son suficientes, la tecnología nos echa la mano con nuestros retoños haciendo cosas maravillosas como estas apps que les voy a presentar. 

Son apps para mamás y papás desesperados, pero también para mamás y papás que aprovechan los minutos de espera en el consultorio del pediatra para que sus bebés aprendan cosas padres y divertidas sin tener que pagar una fortuna (casi todas son GRATIS).

Mi colección personal. 
La app del teléfono imita la pantalla de un celular, dice los números y hace ruidos que le gustan al bebé.   
BabyApps trae sonidos de animales y objetos. Para que aprenda que la jirafa no dice "guau".  
BabyPiano es uno de los favoritos de Alex.  Para esos músicos del futuro.
Zoe Animals de BabyTV es un juego de memoria con animales. Muy lindo.
Tulli Shapes es un juego de rompecabezas con varias figuras.  
Nuestro gran salvador en situaciones de máximo grado de desesperación: La app con caricaturas de BabyTV. Eso sí, les advierto, no es gratuita, sale como en 50 pesos al mes. 
Mi favorita de todos los tiempos: La app para hacer un video de cumpleaños con la foto de tu bebé. Precaución: La canción es súper pegajosa.  

¡Listo! Espero que estas recomendaciones sirvan de algo. 


- Amaya

Colores



Me enamoré de estos plumones Pantone. ¿Quién no? ¿QUIÉN? Este set es una belleza. Los diseñadores sabrán de qué hablo. Los adictos a las papelerías también. Y los bebés también (Alex ya los habría sacado de la caja y a chuparlos todos, jaja).  

Ah, si tan sólo supiera dibujar... pero la vida me lo negó, chavos. 

Si quieren saber más de esta hermosura, pasen por aquí


- Amaya 

miércoles, diciembre 21, 2011

Necesito un abrazo

La primera vez que escuché esa frase se abrió un nuevo mundo ante mis ojos. Tal vez ustedes crean que es raro, pero fue hasta los 19 años que sucedió aquello. Antes de ese día jamás se me había ocurrido que alguien pudiera necesitar un abrazo y mucho menos expresarlo así, de golpe, directo, sin pensarlo. 

Recuerdo que estaba en cuarto semestre de la carrera y mis amigas LRI y yo teníamos que hacer un trabajo en equipo, así que ya bastante entrada la noche nos reunimos en "La choza" (que era el área común de las residencias del Tec) y nos pusimos a "chambear", que en este contexto significa:
  • Instalarnos con nuestra compu y tiliches anexos en una mesa
  • Comer harta botana
  • Beber un chingo de café
  • Dar lluvia de ideas para el trabajo
  • Investigar sobre el tema en internet
  • Chatear por ICQ (Ah-Ah!)
  • Viborear a los que pasaban 
  • Reírnos de chistes y anécdotas
  • Abrir Word 
  • Teclear algunos párrafos
  • Quejarnos de los maestros
  • Quejarnos del trabajo en cuestión
  • Coquetear con el chavo de al lado
  • Platicar sobre nuestros novios
  • Comer más basura
  • Beber más café
  • Reírnos de todo, hasta del café.
  • Transformarnos en zombies por ahí de las 4:00 am...

Pues resulta que esa noche, mientras chambeábamos, una de mis amigas recibió la visita de su novio. No les voy a contar los detalles, pero en ese momento se pelearon por una tontería y entonces se salieron de "La choza" a platicar por un buen rato.

Cuando mi amiga regresó, se acercó a la mesa donde estábamos, nos miró con los ojos llenos de lágrimas y los labios temblorosos y alcanzó a decir antes de soltar el llanto:

"¡Necesito un abrazo!" 

Casi instantáneamente nos paramos y la abrazamos. Luego nos platicó lo que pasó.

Pero yo me quedé un poco distraída después de su regreso. "Necesito un abrazo". La frase no me ha abandonado hasta hoy. Eso que mi amiga nos dijo ahí era algo que yo había necesitado decir miles de veces y nunca lo había hecho porque ni en mente ni en mi corazón había cabido dicha posibilidad. Expresar algo así tan honesto y tan fuerte a la vez no estaba en mi experiencia de vida. Y no es que yo nunca hubiera dado un abrazo antes de este episodio. Me refiero a esa parte de reconocer la necesidad del contacto físico, del consuelo, de la fragilidad emocional. Fue toda una revelación para mí. 

Quizás algunos de ustedes piensen que todo esto es una tontería que raya en lo cursi. Tal vez sí. No lo sé. Sólo sé que fue un aprendizaje emocional y que a partir de analizar todo su significado he sido capaz de conocerme más y mejor.

- Amaya

domingo, diciembre 11, 2011

El pulgar es el nuevo índice

Hay días que me siento un poco mejor y encuentro el ánimo para ponerme a escribir, pero entonces me resulta difícil sentarme en la cama y encontrar una posición que no sea muy incómoda para mí. 
Justamente tratando de lidiar con ese problema, recibí un paquete lleno de revistas Etiqueta Negra que Lizzy me mandó desde Perú. Fue como una señal: El primer texto que leí es precisamente de la autoría de Lizzy y tengo que confesar que me identifiqué tanto con él, que me temo que voy a tener que escribir historias completas desde el celular de ahora en adelante. 
Los teléfonos celulares no inventaron el pulgar, pero hoy el dedo gordo controla el mundo desde el teclado de una Blackberry. ¿Hay algo más inútil que una mano sin pulgar? Sin ellos no podemos abrir una puerta, tomar un café ni contar hasta cinco. En la calle, mientras el dedo medio insulta y el índice contrata un taxi, el gordo es el único que puede conseguir un viaje gratis. En la geopolítica de la mano, el pulgar tiene carácter separatista: es el único que se opone yema a yema con el resto de los dígitos. Newton dijo que el diseño prodigioso del pulgar era prueba irrefutable de que Dios existe. Sólo gracias al dedo gordo tenemos la precisión manual que nos distingue de los simios. Dicen los quirománticos que al presionar el pulgar se activan el intelecto y la creatividad pues en él residen el razonamiento lógico y el poder de la conciencia. En Japón se venden millones de keitai shosetsu, esas novelas escritas con los pulgares en el teléfono celular. Pronto publicaremos obras completas hechas con el dedo gordo. La agilidad del pulgar es un síntoma de juventud. Ayer los pulgares se quedaban dormidos sobre la barra espaciadora en las duras lecciones de mecanografía; hoy están siempre despiertos y al acecho sobre los teclados del teléfono celular. ¿Dónde estarán los pulgares pasado mañana? Su protagonismo es el augurio de una nueva era. Cada vez miramos menos a los ojos y atendemos más las palabras que aparecen bajo el dedo gordo. Pronto atribuiremos todos nuestros éxitos y fracasos al tino de los pulgares al teclear. Hace millones de años su independencia del resto de los dedos de la mano nos ganó un peldaño en la escalera darwiniana. Hoy basta un pulgar certero para seducir a tu hombre y contentar a tu jefe desde el teclado de una pantalla de bolsillo. Mick Jagger lo anunciaba con los Rolling Stones en el himno Under my thumb: la chica que te hace sufrir se convierte en tu mascota cuando la tienes bajo el pulgar. En el futuro, quien no lo sepa usar, será un verdadero simio.
Lizzy Cantú
lc[@]etiquetanegra.com.pe
Publicado en Etiqueta Negra No.93 Febrero 2011

martes, diciembre 06, 2011

A un año...


- Amaya 

¡Pizza!


¿Quién no va a querer dormir en esta pizza? Está increíble, ¿no? ¡Hasta tiene sus champiñones! ¡Justo como me gusta! La encontré en mi nuevo site favorito: Babble

Enjoy!

- Amaya 

Un sueño cumplido



Chavos, la mayoría de ustedes ya se enteró por twitter o facebook, pero tengo que dedicarle un post a esto: 

Ya tengo en mis manos mi libro publicado.

Yay! 

La responsable de todo es la Guayabis. Es una acosadora que no descansa hasta que tu sueño se vea cumplido. Y no saben cuánto le agradezco todo esto. 

Lloré de la emoción cuando abrí el paquete y tomé el libro entre mis manos para hojearlo y reconocer en él palabras mías que alguna vez escribí tratando de dejar constancia de mis emociones y de las cosas que vivo. 

En fin.


El libro es una recopilación de posts publicados en este blog con algunos textos inéditos que espero que disfruten. 

Si alguno de ustedes está interesado en adquirirlo, aquí les comparto esta información:


COMPRAS EN MÉXICO:

El precio del libro es de $150.
Para todos los que quieren asegurar su copia, pueden hacer su depósito a la siguiente cuenta:

BBVA Bancomer
Goretti Paola Treviño González
Numero de cuenta: 0164399323

Sucursal 5054
CLABE 012 580 00164399323 0

Favor de enviar por email a mjuarezalcaraz@gmail.com y goretti.trevino@gmail.com su nombre completo y el código de transferencia bancaria o ficha de depósito para poder ubicar su pago.

El libro estará disponible a través de las siguientes personas y direcciones y podrán pasar a recogerlo a principios de enero.

En cuánto nos llegue, les enviaremos un mensaje confirmando que ya pueden pasar por su copia.

Veracruz : Myra Luna
Paseo de los Ebanos 192-E esquina Juncos
Fracc. Floresta
Cel: (229) 133 6555

Coatzacoalcos:
Consultorio del Dr. Marichal.
Juárez 616, Centro.
Tel: (921) 2125698

Monterrey: Goretti Treviño
goretti.trevino@gmail.com

Todos aquellos que viven en otras ciudades de México o que prefieren recibir su copia a domicilio, por favor incluyan en su depósito bancario $150 pesos por gastos de envío, y agreguen en su email el número de transferencia bancaria y la DIRECCIÓN EXACTA.


COMPRAS EN EL EXTRANJERO:

La mejor forma de adquirir tu copia si estás fuera de México es a través del website www.lulu.com.

Ahí vas a poder seleccionar el libro, escoger el número de copias y pagar el libro y envío directamente a través de cualquier tarjeta de crédito o paypal. Tu libro será enviado directamente de la imprenta.




- Amaya 
Se produjo un error en este gadget.