jueves, marzo 10, 2005

Oportunidades desaprovechadas

Alguna vez llegué a pensar que México había tocado fondo aquel verano del año 2000 antes de las elecciones presidenciales. El hartazgo de la población me parecía evidente. El PRI representaba lo más sucio y desgastado del sistema político mexicano.
Finalmente, Vicente Fox ganó la contienda electoral. Esa historia ya la conocemos. La gente se desbordó en un mar de esperanza. El cambio parecía posible. Hasta los que votamos por Cárdenas nos emocionamos.
¿Qué pasó? ¿Dónde quedó la fuerza ciudadana que hizo su aparición, después de mucho tiempo, aquel 2 de julio? ¿Qué hizo el nuevo gobierno? El cambio tan anhelado se limitó a reformas enanas que no atacaron los problemas de raíz. Le quedó grande la silla al presidente.
Creo que el gran error fue no haber sabido aprovechar la enorme oportunidad que nos brindaba la coyuntura de una evidente crisis política combinada con la desesperación de la sociedad mexicana. Ese momento histórico (tan emotivo) pudo haber sido el trampolín hacia una reforma de tipo estructural.
Sin embargo, esto no sucedió así...
La incapacidad del gobierno resulta abrumadora, pero lo que me parece más preocupante es la apatía de la sociedad civil para mantener vivo el sentimiento expresado hace ya casi 5 años.
Amaya

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.