viernes, octubre 14, 2005

Los cambios...

Los cambios…
A veces drásticos, a veces silenciosos…
A veces se presentan como grandes revoluciones y arrasan con todo.
A veces sólo después de un tiempo nos percatamos de ellos.
Otras veces, ni siquiera eso…
Hasta que alguien llega y nos dice “¡cuánto has cambiado!”.

Y se nos mueven las células al escuchar esto.

Y no sabemos si es bueno o malo…

Y la vida sigue…
Y los cambios siguen…
En una espiral infinita…

Todo cambia.
Hasta Dios.


- Amaya

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.