miércoles, enero 18, 2006

Lupa Ciudadana

Hace unos días fue la presentación oficial del portal de internet www.lupaciudadana.com.mx, proyecto creado por el equipo de la revista Letras Libres, dirigido por Enrique Krauze, el cual tiene como objetivo primordial generar una “memoria crítica” de las declaraciones de los tres principales candidatos a la presidencia de la república: Roberto Madrazo, Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador.

Después de haber escuchado al propio Krauze explicar lo que se pretende hacer con este nuevo espacio electrónico, me di a la tarea de sumergirme al mundo cibernético y observar lo que a simple vista parece ser una acción ciudadana comprometida con el quehacer político en México.

¿Qué tiene de interesante el proyecto de Lupa Ciudadana?
En primer lugar, gracias a este portal, el ciudadano común podrá encontrar todas las declaraciones emitidas por los candidatos en cuestión. Esto siginifica que ya nos podemos ir olvidando de las frases sueltas, deshiladas, sin contexto alguno las cuales son, por supuesto, las favoritas de los medios.

Además de poner a nuestra disposición la frases salerosas y frecuentemente aventuradas de los candidatos, Lupa Ciudadana llevará a cabo la labor de efectuar tres tipos de análisis diferentes, los cuales tienen que ver con la factibilidad de las propuestas emitidas, la congruencia de sus palabras y la consistencia de sus argumentos.

Tomando en cuenta que vivimos en “una época de plena impunidad declarativa, en la cual los políticos pueden decir y prometer cualquier cosa sin una contabilidad social y moral”, creo que este ejercicio analítico representa un primer paso hacia una sociedad más comprometida con el futuro político de su país.

Me encantan estas iniciativas porque me hacen creer que todavía hay gente que se preocupa por México y que participa activamente en la transición democrática que estamos viviendo. Sin embargo, tengo que confesar estaría aún más contenta si este tipo de proyectos fueran promovidos no solamente por intelectuales o analistas expertos, sino por el ciudadano común, cuya motivación principal resida en el interés por la política.

Saco este tema a colación puesto que en unos cuantos días terminará la supuesta tregua política que anunció el IFE con bombo y platillo desde el mes de diciembre del año pasado y entonces todos estaremos expuestos una vez más al bombardeo mediático, a las palabras grotescas, a las mentiras descaradas, a las descalificaciones, a las aberraciones discursivas, a la amnesia de los políticos, a los sueños guajiros, a las eternas promesas.

Lupa Ciudadana puede ser una opción para monitorear las acciones de los candidatos en este año electoral. Y cuando llegue el esperado día de las elecciones, servirá como un recordatorio de todo lo que enunciaron a lo largo de estos meses. Por esta razón, me resulta trascendental tomar en cuenta que el sentido crítico no debe faltar en este ir y venir de palabras. La memoria no debe traicionarnos. Necesitamos ser más exigentes con los candidatos, por lo menos en materia del discurso político. Hay que demandar propuestas congruentes, consistentes y factibles. En cambio, hay que criticar la perorata endeble, ridícula e incoherente.

La información es una de las herramientas más poderosas con las que contamos los ciudadanos en el proceso de toma de decisiones. Es indispensable que sepamos qué es lo que acontece a nuestro alrededor.

Tal vez no nos guste la política, pero este no es un buen pretexto para desentendernos de lo demás. Es importante conocer a los actores políticos, sus palabras, sus trayectorias, sus acciones, sus anécdotas, sus amigos. Sólo de esta forma podremos determinar el rumbo de nuestro país. Eligiendo al mejor. Sin dejarnos llevar por las apariencias. Siendo conscientes de sus fuerzas y sus debilidades. Para que después no haya sorpresas.
- Amaya

1 comentario:

Jorge González dijo...

No puedo estar más de acuerdo, a mi desde un buen tiempo me da asco la política, pero no por eso me desentiendo y me dejo de informar. Este ejercicio de lupaciudadana es un buen principio de participación civil en esta democracia en pañales de nuestro país; ojalá se multiplique y lo más importante que de frutos buenos...

Jorge G

Se produjo un error en este gadget.