jueves, diciembre 14, 2006

Remembranzas

Hace poco vi una película que se llama "Un buen año". No saben de qué manera me transportó a la época en la que estuve viviendo en Francia. El placer de disfrutar de una tarde soleada bebiendo un buen vino a la orilla de un río o en la terraza de algún petit bistrot. Es eso. El placer de vivir. De las cosas sencillas de la vida como llegar a un parque, sentarme en el pasto y leer alguna novela.
Ah, la campagne fracaise!! Los viñedos, los castillos, el olor a Europa. Hace ya 5 años que estuve ahí y tengo tantos buenos recuerdos que no veo la hora de regresar.
Por cierto, les recomiendo la película...
- Amaya

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Amaya!
Me encanta tu blog, de vez en cuando entro para leer lo que escribes.
Ya sabes que aquí tienes tu casa cuando quieras venir a Francia.
Te mando un abrazo,
Bere Alanís

Amaya dijo...

Muchas gracias Bere!!! De verdad que un día de estos te voy a dar la sorpresa...

Saludos!!

¡Suna con Kimé dando la batalla! dijo...

Esto me recordó una canción muy buena de la fallecida Consuelo Velásquez que dice así:

"Cuantas veces me quedo pensando en las cosas que hicimos, dijimos y en ti...un sin fin de pequeños detalles...andar por las calles, cantar o reir, son las cosas que hacemos a diario, importantes o no son de ti y en un mundo quizá imaginario nos parece divino existir....disfrutar el brincar de la mano agua que la lluvia dejó por ahí, estirarse a cortar una rama o´quizá pararnos a ver un rubí...son las cosas que hacemos a diario, importantes o no son de ti y en un mundo quizá imaginarioo...nos parece divino existir....

besos amaya....y si ya la vi!!!

suna

Amaya dijo...

Exacto. Son esas cosas sencillas pero inolvidables...

Se produjo un error en este gadget.