martes, enero 29, 2008

Frustración

No sabía si compartirlo. Cada que me pongo a pensar en esto me deprimo y me dan ganas de llorar y lloro y se me hinchan los ojos y eso no me ayuda mucho.
Ayer en la noche, después de mi tercera sesión de acupuntura, terminé con un ojo morado. Hagan de cuenta que me madrearon. Y bueno, viví todo un drama. Volví a sentir la angustia y frustración por el hecho de no estar bien. Ni siquiera siento que el tratamiento me esté sirviendo. Tengo miedo de quedar así siempre. Me desespera no poder cerrar el ojo derecho sin tener que cerrar el izquierdo también. No puedo alzar la ceja. No puedo fruncir bien la nariz. No puedo reirme sin terminar haciendo una mueca extraña. Y ahora, para colmo, un pinche ojo morado...
Ya que acabe esto pronto.
- Amaya

5 comentarios:

Edurne dijo...

Animo Amayiringa!! vas a ver que esto se acaba pronto y luego vas a reirte de cuando tenias el ojo morado y superaste tus miedos a tus ojos!

Un beso enorme

PEDRO JORGE HERNÁNDEZ GONZÁLEZ dijo...

Un ojo morado puede ser sublime.

Llegué a tu Blog por una mera casualidad y me gustó leerlo. Un saludo de un mexicano desde Nueva York.

Anónimo dijo...

un ojito morado, no te desanimes, recuerda como acababas despues de los paseos a la playa con los Gallardo, recuerda tambien tus primeros partidos de futbol y veras que vas mucho mejor, Animo que pronto pasara

Anónimo dijo...

Animo primita!! Hay que tener mucha paciencia con esto, veras que pronto veras los resultados.

Eso si, te aconsejo que ya estes mejor antes de ver a los Gallardo porque si no, no te vas a acabar el castre, o carrilla como se dice por estos rumbos!!!

LRGE

Amaya Marichal dijo...

Hey, gracias a todos.

Se produjo un error en este gadget.