jueves, marzo 06, 2008

Frivolidades del ser moderno

Nadie escucha. A nadie le importa. Los gritos desesperados se pierden en la inmensidad de voces superfluas. Las risas vacías disfrazan los llantos amargos. Sordos y ciegos conviven en un festín de ídolos falsos. Trogloditas modernos que hacen del egoísmo su bandera. Vivimos en la Tierra de la Indiferencia donde se premia la belleza, el éxito y la malicia. Lo demás no importa. La enfermedad provoca fobia y la pobreza, asco.
Son tiempos líquidos... las lealtades se desvanecen... el olvido está de moda...
- Amaya

8 comentarios:

Luis Castrillón dijo...

"Las líneas entre la simulación y la realidad se confunden hasta la irrelevancia". La frase no es mía pero ahí la comparto.

Cuando tengan oportunidad vean "Into the Wild" y la banda sonora también lo vale, Eddie Vedder hace un buen trabajo en solo.

Anónimo dijo...

entre las frivolidades del ser moderno esta tambien el agradecimiento amaya, cosa qe contigo no sucede. Tengo tiempo leyendo tu blog, y rara vez leo ke contestes a los ke te escriben, en fin en fin
anonimoy

Amaya Marichal dijo...

Anónimooooooo!!!!! No te enojes y mejor escribe tu nombre. Tú ya conoces algo de mí, pero yo no de tí. No me parece muy justo que me juzgues y ni siquiera digas quién eres. Prometo responder de ahora en adelante...

Amaya :)

Amaya Marichal dijo...

Pipo, gracias por la frase, ¿de quién es?

Anónimo dijo...

Tienes toda la razón sí te juzgo pero no para mal, si no para bien... en serio...soy yuri, tengo 28 casi 29, 1 hija, 1 marido, 2 papás, 2 hermanas y 2 medios hermanos, no he tenido perro sólo pichichis, 1 pink motorola jodido, pelo chino crezpo, 8 kilos extras...uhmm 1 vocho vieeejo pa´la gasolina, soy petrolera, muchos amigos honestos, 1 sueño frustrado...ya???
Y no me conoces ni nada similar, yo llegue aquí de pura chiripa y me gusto tu blog por eso siempre lo abro. Ya el hecho de que yo lo abra y me ria cada vez que leo tus anécdotas, está cañon¡¡, por eso me caes bien...chingüentes nunca creí que hubiera alguien mejor que yo jajajaja
anónimo "y"

Amaya Marichal dijo...

Hey!!! Por fin "conocí" a mi anónimo favorito!!! ¿Cuál será su sueño frustradoooo??? Que nos cuente, que nos cuenteeeeeeeee!!!

:)

Anónimo dijo...

jajaja tu favorita??? chale...gracias...
mi sueño frustado, es algo que ha sido eso porque yo he querido que así sea, me imagino que has leído quien se comió mi queso no??? cuando yo era niña, solía ser como los ratoncitos, valiente, siempre con los tenis listos, no me daba miedo hacer cosas nuevas, se acababa alguna aventura en algún lugar, y sin dudarlo buscaba otro enseguida...pero crecí, perdí todo eso y me volví como los otros dos güeyes miedosos ah y gorditos...dónde quedo mi queso, quién se lo comió?
No lo sé...actualmente trabajo en Pemex, gano muy bien (Para lo que hago jajja)no he logrado liberarme del sindicalismo, de las envidias, del conformismo que impera en Pemex, de la mediocridad, de las pocas plazas, por eso decidí darle una cachetada con güante blanco a mis enemigos...y empecé a estudiar una maestría, me cuesta mucho trabajo, por el "trabajo", mi casa, la niña, mi marido, la comida, las tareas, mis papás, las clases de 7 a 9, en fin, pero me estoy poniendo los tenis de nuevo...sólo con este sacrificio podré tener chance, y lograr desempeñarme como alguien que ame lo que haga y que escale siempre pa´rriba, o por lo menos que camine por los pasillos y digan...ahi va "Y" oye que trabajadora, que guapa, que simpática jajaja
Así que lo único que te deseo Amaya, y a todo el que lea esto, que también se pongan los tenis, que pierdan el miedo, que luchen por lo que quieran, pero sobre todo que no agachen su cabecita por insignificante que sea su puesto, algún día vendrá la "Gran oportunidad", pero primero hay que hacer cambios nosotros, ok???. Punto
"Y"

Amaya Marichal dijo...

O puede ser también que no se tengan grandes pretenciones... Son sueños, pero pequeños... Lo digo pensando en el personaje de Meg Ryan en la película "I've got an e-mail" con Tom Hanks. Ella sólo quería seguir con su pequeña pero increíble librería, donde leía cuentos para niños... A veces me identifico plenamente con ella.

Se produjo un error en este gadget.