miércoles, junio 25, 2008

Ave Fénix

Como en un reloj de arena, así me abandonó poco a poco el resentimiento añejo que me invadía. Imágenes nítidas del pasado. Un vaivén de momentos. Ráfagas de risas. Lagunas de sal que se escapaban de mis ojos cansados. Los ruegos fallidos. Las esperanzas rotas de lo que pudo ser. El error. La transición. La fuerza de voluntad. Y luego el final que nunca esperé...
Tú, el principio.
- Amaya

4 comentarios:

La "Y" dijo...

No iba a ponerte nada, porque quiero respetar tu tiempo y espacio, pero no puedo¡¡¡¡
Me traumaré si no lo pongo...a veces, cuando uno anda volando bajo, logramos ver sólo lo peor y te imaginas todo lo trágico del mundo, y como si fuera poco eso atraes únicamente fuerzas negativas....
Aunque suene tonto y repetitivo, piensa ya no en el origen, o el porqué, porqué, porqué....Ya estás ahí, ahora busca el cómo:
cómo salir
cómo mejorar
cómo mandar todo al huevo, sin que te afecte ya...búscate, en tu interior hay una niña que busca ser rescatada, pero tú tienes que dar el primer paso...
ándale, tú puedes¡¡¡¡¡¡¡

Anónimo dijo...

estoy de acuerdo con y, da el primer paso, atrévete a ver las cosas positivas, vé el vaso medio lleno, trata de vencer la depresión en que te encuentras, creo que si lo haces la vida te volverá a sonreir, y tú volverás a sonreir y a gozar cada momento de ella., tú puedes.

Luna Quisan dijo...

Efectivamente, lamentandonos no logramos conseguir nada, solo nos hundimos mas...
Ya tienes el problema? ahora busca la solución y esa esta solamente en ti...

Recuerda, que el tiempo pasa y es sagrado, no dejes perder mucho tiempo.

A ponerse las pilas jovencita! que tiene un gran futuro por delante.

Amaya Marichal dijo...

Gracias por los comentarios animosos... nada más que esta vez no se trata de algo triste, todo lo contrario... es una especie de renacimiento...

:)

Se produjo un error en este gadget.