miércoles, junio 04, 2008

Darse cuenta

Aunque te digan lo contrario, la enfermedad es solitaria. Los amigos empiezan a desaparecer poco a poco, incluso, los que menos imaginabas. Empiezas a aislarte porque no tienes buenas noticias que dar y a nadie le gusta estar oyendo la misma aburrida cantaleta. Las personas te mienten, ya sea para hacerte sentir bien o porque no tienen ni idea. Los doctores te dicen que no tienes por qué quejarte, que es mejor que agradezcas que no estás muerto o en estado vegetativo. Parece que a todos los demás les va excelente, menos a tí. Te dicen que "todo está en la mente", ¿y? Has intentado las risas falsas, tampoco funcionan.

9 comentarios:

Ernesto Pérez-Castro dijo...

Diga lo que diga puede sonar falso (y más siendo un vil blogger-conocido a miles de kilómetros); sea porque a uno le gustaría hacerte sentir mejor o porque en realidad desconozco con detalle el caso… Decido correr el riesgo.

Desde la salud propia, encarar el dolor ajeno siempre es harto complicado: la empatía (de por sí medio utópica) resulta una aspiración ingenua. Y en general sólo queda, de buena fe e incluso con el máximo afecto, recurrir a lugares comunes.

Que la enfermedad aísla es cierto sin duda. Pero el alcance de la solitud que produce es relativo. Y suele además traer sus alternativas, sus modos de llevar el dolor. El reto es encontrarles. La enfermedad, dicen que decía Sabines, puede ser humillante. Sin duda. Pero también puede ser la pauta para enaltecer el espíritu; para –por encima del sufrimiento físico– celebrar lo más humano que hay en quienes la padecemos.

Recibe como siempre un abrazo digital desde acá hasta allá.

Anónimo dijo...

hijita, me duele mucho que te sientas tan sola, habemos muchos, en verdad muchos de tus familiares y amigos que tratamos de acompañarte en estos dias, meses, momentos por los que estas pasando, tus tios, primos amigos que te conocen desde pequeña preguntan constantemente por tí y creo que han ofrecido su ayuda en lo que consideres necesario para apoyarte, desgraciadamente la depresión que generalmente surge cuando tenemos problemas de cualquier tipo, nos hace ver TODO triste, sin sentido, sin solución, y entiendo que no quieras aceptarlo., pero tu siempre eres una persona muy positiva y en algún momento tendras que entender que tienes que poner tu máximo esfuerzo en tu recuperación, no perder tus sesiones de rehabilitación que es lo que te va a ayudar, te lo dijeron hace tiempo que si dejas un dia de hacer tus ejercicios pierdes lo que habías ganado, por lo menos en estos tiempos tienes que relajarte , descansar, no desvelarte, comer bien para que tus defensas no bajen y sobre todo TENER FE EN TU RECUPERACION , es verdad mi vida, LA FE MUEVE MONTAÑAS y no es que menospreciemos lo que padeces, sino como te dijo la doctora el diagnóstico esta hecho, tienes una parálisis del nervio facial que afectó los músculos de una parte de tu cara, inició ya la recuperación pues ya mueves algunos de ellos, tienes que continuar y mejorarás, pero requiere tiempo y mucho, mucho esfuerzo y dedicación ,no tienes algo que no se pueda superar, o que sea mucho mas grave., tienes la solución en tus manos, si te esfuerzas totalmente no por momentos sanarás y habrá valido la pena la separación de tu esposo y de tus actividades cotidianas.
te amo.

Laura Boylan dijo...

Hijole Amaya! Como bien dice Ernesto, todo lo que digamos puede sonar falso o sin sentido, hipócrita o sin valor pero al menos en mi caso, son deseos verdaderos y llenos de fe para una chica que conocí hace más de 10 años. Se que es todo un proceso y que nuestra vida es un engranaje consecutivo de crestas y valles (creo que así se llaman las partes de una onda, si no, la quim. Velazco se encargará de corregirme algún día jeje, hoy estamos en el punto más alto y mañana en lo más hondo de la desesperación. Espero que en poco tiempo salgas de esto que te está resultando tan doloroso y puedas reunirte c.on Alexs
Saludos!

Anónimo dijo...

La realidad en estos casos es aparentemente difícil de discernir, pues sólo está en nuestra mente y como se dice en nuestro corazón.
La razón del aparente alejamiento puede estar en la idea de darte espacio y tranquilidad para la recuperación.
Te garantizo que no estás sola, estamos contigo y te dije recientemente, cuenta conmigo.
Muy poco he podido hacer en ese sentido, pero como la tropa de reserva, tines muchos amigos que están esperando tu llamada para brindarte todo el apoyo necesario.
Lo que se siembra se cosecha y tu has sido una persona maravillosa con quienes hemos tenido la fortuna de estar a tu alrededor, no tendrías por qué cosechar algo distinto.
Pero la mente humana es indescifrable, ¿cuando estar cerca y cuando dejar a alguien tranquilo? Eso es tan individual y personal que sólo tu lo sabes y de hecho no por completo.
No estaría de más un pequeño mensaje cuando esperes más de alguien, estoy seguro que para quien lo reciba sería una gran oportunidad de devolver la alegría que has ido dejando a tu paso por este mundo.

He pasado por momentos difíciles y sé que implican altibajos emocionales, pero también se que una persona con el entusiasmo y la capacidad de reacción que tienes, no tendrá problema para salir adelante, con o sin nosotros.

Te mando un abrazo y te reitero que estoy contigo.

E.

La "Y" dijo...

Es triste leer lo que dices, y como dicen los demás, esto que te escribo es honesto y con mucha mucha fé, de que todo vaya mejorando.
No he sido tu amiga, y ni conocida, pero ahora que te leo (casi a diario), me siento parte de esto y lamento bastante no poderte ayudar.
Ya te lo dijeron, no va a ser fácil, pero si intentaras cambiar un poco tu actitud y volvierás a ser una chica positiva, las cosas podrían mejorar.
Vamos Amaya, tú puedes chingaos, a poco te van a ganar esta vez tus músculos????? No has superado otras cosas antes????
Regresa ya a esos días cuando el valor y la actitud de ¡inguesú, Yo puedo¡, eran el pan de cada día.
Yo estoy segura, que cuando menos te lo esperes, zaz el milagro habrá sucedido....y tus músculos ta van a hacer los mandados, a huevo¡¡¡¡¡
A c t i t u d¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Anónimo dijo...

Hola, ANIMO!!!

Ya hay pastillas para eso!!! Una y a levantar el animo hasta que lo recuperes solita.

Luna Quisan dijo...

wow amaya... deberias de sentirte feliz, tienes un club de seguidores... eres muy querida por todos... animo... nada es casual.... y como me dijo una personita, estas cosas, solo le ocurren a gente chingona...

he ahi la prueba de fe y de Dios.

Tienes que poder!

por ti y por el Alex ehhhh!!!

Anónimo dijo...

Todos los comentarios que he leído dirigidos a ti sobre este asunto tienen una verdad cada uno, y es la de que eres una chica muy querida por las personas que te conocen y te rodean.
Por otro lado,creo que muchos igual que yo, te consideramos una mujer muy valiente, arriesgada, atrevida, aventurera y capaz de enfrentar retos muy difíciles,así que creo que esto podrías enfrentarlo como uno más y seguro que vas a salir triunfante de ello.
Si sirve de algo, te diré que tu eres una chica muy hermosa, por todo lo que existe tanto en tu corazón como en tu cerebro, la belleza física es solo temporal y cuando queremos a alguien como a ti, poco importa tu apariencia, sobre todo cuando es una enfermedad como esta. Recuerda, lo importante está en otro lado y tu tienes muchísimo de eso importante.
Te quiero y te abrazo.
Landy.

Suna Alvarez dijo...

Amaya, sabes muy bien que te quiero y que siempre me preocupo por ti y sabes que siempre que me necesites estaré para ti, a veces, no tengo idea de como actuar contigo ante la situación; tengo miedo de herirte con mis palabras, aunque yo sepa que todo lo que te te he dicho es lo que siento y no puedo ser "sútil" espero que sepas que siempre ha sido con buena intención y para mi es mejor la franqueza; sabes que te quiero verdad??? Todo lo que te deseo es lo mejor y mucha salud!!!! échale ganas!!! Qué más te puedo decir!!!!

Se produjo un error en este gadget.