jueves, septiembre 18, 2008

Cuando soñaba con salir en la enciclopedia

Cuando era niña y veía en la enciclopedia a personajes como Leonardo da Vinci, Aristóteles, Mozart, Napoleón, Newton, Shakespeare o Copérnico, pensaba que a mí me gustaría ocupar un lugar en la historia, como ellos. Incluso imaginé que llegaría a ser la primera presidenta de México.
Ahora es diferente y no sé si es porque no he tenido la valentía para hacer algo grande o porque valoro la pequeña vida que llevo. El gusto de dar clases (cuando tenía trabajo), de viajar, de leer a montones, de convivir con la familia y los amigos, ¿es suficiente? ¿Qué pasó con esos sueños de niña?
En realidad no lo sé. Tal vez la grandeza, como dice la canción, se encuentre en esas pequeñas cosas.
- Amaya

7 comentarios:

Luna Quisan dijo...

Ahora entiendo por que no seguí mi sueño de ser Astronauta...
Para que conquistar el universo? si mi mundo es maravilloso... Buena reflexión Amayita

Amaya Marichal dijo...

Con que astronauta, eh??? Mmmhhh... creo que te va a encantar una película que se llama "Valentín". Ojalá la puedas ver. Aquí puedes checar la sinopsis: http://es.wikipedia.org/wiki/Valent%C3%ADn_(2004)

Saludos!

Anónimo dijo...

efectivamente, de los sueños de niña a veces quedan solo los recuerdos, yo quería ser como madame curie y obtener el premio nobel, siempre soñaba además con viajar y conocer los lugares en donde habían estado los personajes que aparecen en las enciclopedias y los libros de historia, pienso que mucho de su espíritu y fuerza esta en las cosas que hicieron, la vida te va llevando por otros senderos, pero aunque ahora sientas que lo que tienes esta bien, no dejes de perseguir tus sueños, si tienes la suficiente fuerza de voluntad, se que podrás llegar a donde tu desees y quizá no seas la primera presidenta, pero si llegues a ser presidenta, de eso, conociéndote no me cabe la menor duda.

Anónimo dijo...

como quiera que sea tu estás en la historia de todos y cada uno de los que te conocemos, sabemos que eres un ser excepcional y para mi vida es grandioso que formes parte de ella., y agradezco a Dios haber coincidido entre tanto tiempo, tantos mundos, tanto espacio. gracias por estar en mi enciclopedia.

Amaya Marichal dijo...

Anónimos de las 8:15 y 8:23, muchas gracias por esos comentarios, me llenan de energía!

:)

itzia dijo...

Una vez, en una "feria"informativa, había una dinámica q era: en una nubecita de papel escribir nuestros sueños y pegarla en un mural en forma de cielo; leyendo morbosament los d otra gent, me dí cuenta q para algunas personas lo q yo he vivido es todavía un sueño, casi imposible de realizar, como tener una carrera; algo q yo no valoraba ni veía como extraordinario. no sé si es la naturaleza humana esto de siempre querer más, porq a veces se ve como un defecto lo de ser conformistas, pero por ello, caemos en no valorar lo q hacemos (hablo por mí caso, claro) yo misma, al leer tus experiencias shidas, maravillosas y envidiables -de vivir en el extranjero, maestría etc...etc...- me quedé d a 6 !

Amaya Marichal dijo...

Itzia, tu comentario me hizo reflexionar todavía el doble sobre este tema. Creo que tienes razón en eso de valorar las cosas y agradecer a la vida por tenerlas. La pregunta, ¿cuándo es que se trata de conformismo y cuándo es simplemente felicidad? ¿Es una obligación desear más de lo que tienes? Es una línea muy delgada, no? Pero de todas maneras se me hace que voy a hacer la dinámica de la "feria informativa".

Voy a dibujar mi nube...

Se produjo un error en este gadget.