miércoles, septiembre 10, 2008

Desesperación

Soy un ciego que se ha dado a la tarea de no escuchar y que sólo es capaz de usar sus labios para maldecir y sus manos para intentar arrancarse una y otra vez ese rostro que cayó sumiso a los caprichos locos del destino...
- Amaya

7 comentarios:

Anónimo dijo...

hijita, por favor ten fe, verás que de todo esto por lo que estas pasando llegarán cosas muy buenas, lucha, tu siempre eres una persona muy positiva, NO TE RINDAS.
te amo.

La "Y" dijo...

Amayita:
Es cierto, mejor convierte esa desesperación en fé y esperanza...
Algún día podrás tener un cuadro con una foto de un antes y un después.
Por un lado
Aquí yo, cuando me sentía desesperada
Aquí yo, cuando con amor, fé y esperanza, logré superar esa estapa...
Y te reirás y llorarás, después de eso, pero podrás decir con mucho orgullo, que hay una nueva amaya, una mujer invencible y luchona, que no se dejó caer¡¡¡¡
Vamos, tú puedes¡¡¡¡¡¡

MeDoRiO X dijo...

si todo en esta vida se arreglara con fe otra cosa seria, pffft.

Edith dijo...

al final todo esta bien, si las cosas no estan bien significa que aun no es el final
Animo :)

Luna Quisan dijo...

Bendita seas entonces por tener la tener la dicha de tener oidos y labios, de tener unas manos que a lo mejor en este momento el caprichoso destino hace pruebas de desesperación y las regleja en tu rostro, bendita seas, por ser inteligente y fuerte, pero sobre todo por valorar cual eres. La esencia del alma es lo que nunca muere y nada la maltrata, un poco de lodo de amor de tu amor en los ojos podrá quitarte esa cegera... solo un poco de ese lodo de paciencia te ayudará... pronto verás esa luz, nunca pierdas la fe.

Amaya Marichal dijo...

No sé qué decir.

:(

Anónimo dijo...

Eres una mujer fuerte, positiva, creativa y con alto sentido del humor. A todo esto agrega que eres bella, antes y después...

Tienes todo para disfrutar de la vida y de la compañía de las personas que te quieren.

Un abrazo.

E.

Se produjo un error en este gadget.