miércoles, enero 07, 2009

Broken hearts can't call the cops, yeah it's the perfect crime...

Una vez cuando iba en primero de secundaria sucedió algo totalmente inesperado: Alex fue a mi salón y estuvimos platicando en la banquita por un rato.

No lo podía creer...

Alex y yo.

(En esta parte hagan el favor de agregar música celestial)

¿Ya dije que no lo podía creer?

En aquellos días, platicar con alguien en la banquita era buena señal.

Al menos eso pensé....

Tampoco podía creer lo que sucedió después. La emoción que sentí en ese momento se desvaneció por completo cuando me enteré que se hizo novio de otra chava luego de algunos días.

Ahí dejé mi pequeño y roto corazón, desangrándose en esa banquita de 1o "B".

- Amaya


5 comentarios:

Lau dijo...

Esos recuerdos son fantásticos no??? jejejeje
saludos!
tenemos un café pendiente!!

Luna Quisan dijo...

jaajajajajajajaaj y ahora como está tu corazón????? quien como tu.. oye! no sabes como estoy tentada a visitar a la cuquita... como que me urge!! jijijij

Luis Reséndiz dijo...

sniff...
wonder years @ MAG... jaja nadie los olvidará, supongo (?)
me incluyo

itzia dijo...

si chiqui amayis, me encanta q escribas las anécdotas de esos años maravillosos... es re bonito.

Amaya Marichal dijo...

Lau:

¿Cómo no fuiste al café?!? Estuvo muy chido... pero bueno, a ver si para semana santa se arma otro, no?

Lunita:
Ya con lo que hizo Alex cuando me pidió que nos casáramos queda perdonado, jaja... Oye, si quieres ir con Doña Cuquita te paso los datos... Tú avísame, sale?

Luis:
¿a poco no fueron increíbles esos años? ahhhhhhhh qué buena época!

Itzia:
Todavía tengo por ahí unos pendientes, deja que me dé el tiempo y los voy poniendo poco a poco... eso sí, prometo que habrá balconeo al por mayor, jeje.

Se produjo un error en este gadget.