domingo, septiembre 13, 2009

Esto nunca le ha pasado a Carmen Aristegui

En mi último año de carrera cumplí uno de mis sueños más grandes: hablar sobre temas diversos de política nacional e internacional en un programa de radio.

Se trataba de una emisión que teníamos Moni, Edurne y yo en la estación de radio del Tec y aunque sólo era una vez por semana y no teníamos ni idea de nuestro rating (que seguramente no era el más alto), estábamos felices con la idea de estar en ese proyecto. Poco después, Edurne se graduó y nos abandonó, y los planes cambiaron un poco cuando entraron al quite Miriam y Goretti. Y además llegó uno de los picudos de TV Azteca Monterrey como moderador del programa.

Para darle más forma a la emisión, a veces grabábamos "cápsulas informativas" con algunos datos básicos relacionados con el tema en cuestión. Así que un día, poco antes del programa, estaba en mi casa a punto de grabar la dichosa cápsula cuando de repente alguien tocó la puerta.

Era el Juanemilio, que llevaba bajo su brazo un paquete de carne de res (juju) y pretendía que fuéramos a su casa a comer. Le dije que no. Primero, porque la última vez que fui no lavó la lechuga y Miriam y yo casi nos tragamos un pedazote de tierra. Y segundo, porque estaba apuradísima y tenía que terminar de grabar la cápsula antes de lanzarme a la estación.

Juanemilio se quedó ahí en el depa y se puso a hacer no-sé-qué-cosa y entonces yo prendí mi grabadora y empecé a leer el texto que ya había preparado...

- "En nuestro país -empecé a leer- existen más de 40 millones de mexicanos en la pobrez JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA.JAJAJAJAJAJAJA..."

El cabrón de Juanemilio se había puesto a jugar con unos tiburoncitos de plástico que le salieron en los submarinos-marinela, y cuando estaba leyendo mi texto lo vi y solté una carcajadotototota y eché a perder mi grabación...

Ptssss... Adelanté el cassette, grabé todo de nuevo, quedó bien y me fui corriendo a la radio.

Ese día no pudieron ir ni Gore ni Miriam, así que nos la aventamos solos el picudo de TV Azteca y yo... Me sentí muy responsable cuando me preguntó si tenía lista alguna cápsula y yo muy orgullosa entregué mi cassette al chavo del sonido para que la tuviera lista.

Picudo de TV Azteca: "En el programa de hoy hablaremos sobre los programas de gobierno que están enfocados en combatir la pobreza en nuestro país. Hay muchas preguntas que surgen de este tema, entre ellas, si dichos programas han sido realmente efectivos..."

Yo: "Así es Manfredo. Y para que la gente que nos escucha tenga una idea más precisa de la situación que México está viviendo, tenemos la siguiente cápsula..."

Y entonces sucedió...

La cápsula: "En nuestro país existen más de 40 millones de mexicanos en la pobrez JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA.JAJAJAJAJAJAJA..."

Yo: (muda y roja)

Picudo de TV Azteca: "No sé qué pasó, pero una disculpa a todos ustedes, estas cosas suelen pasar..."

Yo: (muda y verde)

Picudo de TV Azteca: "... en un programa que se transmite en vivo siempre hay cuestiones que se escapan de nuestro control..."

Yo: (muda y morada)

No sé ni cómo le hice para terminar el programa. Estaba convencida que mi carrera en los medios estaba acabada. Finito. The End. Kaput. Mi gran sueño de llegar a ser la Carmen Aristegui jarocha se había visto frustrado. Cuando menos te lo esperas llega alguien y te hace reír y todo se va a la chingada. Y todo por un pinche tiburoncito de plástico...

O al menos eso pensé, hasta que me fui a vivir a Chiapas. Pero esa, esa es otra historia...

- Amaya

7 comentarios:

Itzia dijo...

jajaja me encantas tus aventuras amayezcas

La "Y" dijo...

ay amaya yo no se que tienes tú, pero me caes tan bien...no sé tienes, chispa, frescura, enjundia, no sé pero tus publicaciones siempre provocan algo en mí, y que gusto me da que nuevamente tienes ganas de escribir, y lo de tu aventura en la radio, no manches jajajaja esas aventuras tuyas con siempre como extraídas de una película de Tintán...simplemente me encantan...te mando desde coatzacolandia un gran abrazo y muchas, mucha buena vibrrrrraaaa jijij...yuri, osea yo la y¡¡¡¡

La "Y" dijo...

perdón por tanta falta de ortografía y coherencia, pero un bebé apenas me deja escribir...bueno..eso es sólo el pretexto byeppp

Anónimo dijo...

y como sabes?, tal vez eso les pasa a todos los buenos comunicadores, sólo que Carmen no ha relatado en algún blog que sepamos anécdotas, en eso por ahora me pareces superior.
felicidades. Adelante.

Anónimo dijo...

hola Amayis yo la unica duda que tengo de esta publicacion tan divertida es: DE CUANTOS DOLORES PUEDES CAMBIAR? jijiji saludos

Anónimo dijo...

error de dedo DE CUANTOS COLORES PUEDES CAMBIAR???

Miguel Angel Cansigno dijo...

Jajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja

Se produjo un error en este gadget.