lunes, noviembre 23, 2009

Patas de perro

Así nos dicen al Aleks y a mí (del apodo de Hooligans ya nadie se acuerda, jojo).
Y ahora estoy sufriendo las consecuencias.
Todo empezó (si es que verdaderamente existe un "inicio" en esto) cuando nos fuimos al concierto de The Killers al D.F. un sábado por la mañana y de regreso el domingo a Veracruz.
Ahhh, pero el siguiente jueves teníamos el concierto de AC/DC también en México y nos fuimos como pudimos para estar con la banda Ikissa y presenciar un graaaaan evento. Tengo que admitir que quedé con el ojo cuadrado, especialmente después del solo que se aventó el Angus. Hijos. Soy fans de los ruquitos metaleros, tan animosos, caray!
Nos regresamos en chinga a Veracruz el viernes para pasar por la Chepina (la pobre anda sacadísima de onda con nuestros viajecitos "espontáneos") y lanzarnos el sábado a Coatza para la boda de Iván y Mariana.
No, no, no, no... Les prometo que luego subo las fotos de la boda porque estuvo bue-ní-si-ma. Hacía mucho que no me divertía horrores en un bodorrio. Neta. Lo malo es que no pudimos quedarnos hasta el final porque teníamos que dormirnos "temprano" para salir el domingo a Veracruz.
Así es. Regresamos a Veracruz, dejamos a Chepina en el depa, le dimos la bendición, hicimos maletas y nos lanzamos en el coche a la primera parada del viaje: Tampico (¿para cuándo una autopista Poza Rica-Tampico? O ya por lo menos que tapen los baches, no hay que ser...)
El lunes retomamos el camino y llegamos a nuestra segunda escala: Reynosa. Ya por la tarde, cruzamos la frontera a McAllen (con el terror de que nos batearan por no llevar comprobante de domicilio) y nos quedamos a dormir en la casa de una prima del Aleks.
Martes por la mañana salimos de nuevo a carretera para llegar a mi cita con el doctor en San Antonio. El Dr. Newman me dijo que me veía bien y me mandó a hacer unos estudios acá en México. La Dra. King me sacó como un kilo de piel muerta del oído (consecuencia de las radiaciones) que me soltó un par de lágrimas de dolor.
El jueves tuve cita con el Dr. Pederson y ya quedó programada la cirugía del nervio para principios de diciembre de este año (YUJU!). Ese mismo día regresamos a Reynosa y el viernes el Aleks se aventó el maratón carretero Reynosa-Veracruz non-stop, el más aclamado por todos.
Hoy es lunes y siento que no puedo parpadear porque me canso.
Y lo que falta todavía...
- Amaya

3 comentarios:

Ena Alvarez dijo...

Qué bueno que ya te tenemos de vuelta...

Anónimo dijo...

que bien que están de vuelta y con tan buenas noticias.

Anónimo dijo...

Amayita ya te habias tardado en escribir, por aca nos tenias con pendiente, suerte para los proximos eventos. Que bueno es leerte de nuevo.
saludos
rgg

Se produjo un error en este gadget.