viernes, agosto 20, 2010

Aferrarse

Hoy por  la mañana murió la abuelita de Alex después de una semana de muchos pesares. Aunque ya sabíamos de su enfermedad, la última fase se dio de forma muy repentina y en una situación muy complicada para todos. 

Doña Tere fue una de esas personas que se niegan a acatar un destino impuesto. Cuando se enteró que tenía cáncer la primera vez, el doctor le dijo que no le quedaba mucho tiempo de vida, tal vez algunos meses. Ella se rebeló ante ese anuncio fatal y le contestó al médico que él no era nadie para decirle cuánto tiempo tenía que vivir. 

Cuatro años después del pronóstico, nos demostró a todos que ella seguía "jodida pero jodiendo", su frase favorita.

Pero el cáncer volvió. Y su cuerpo ya no pudo resistirlo.

Creo que murió en paz. Después de un proceso de reconciliación con sus demonios, por fin llegó ese desprendimiento y logró descansar. 

Me habría encantado que alcanzara a conocer a nuestro bebé, pero al mismo tiempo sé que era su momento de partir.

Partir tranquila con toda una vida en su haber.

- Amaya 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Y así fue...

"Jodiendo pero jodiendo"... ¡me gusta!

Un abrazo para allá, desde acá.

TST.

Anónimo dijo...

Descanse en Paz, ya estará en compañia de Nuestro Señor.
lin.

Se produjo un error en este gadget.