miércoles, agosto 18, 2010

Cuando llegas al final...

Y sólo pides un poco de dignidad para estar tranquilo antes de ese viaje.
Y te reconcilias con lo que estabas peleado.
Y quieres hablar pero tu mirada lo dice todo.
Y el dolor ya no importa.
Y tu cuerpo no responde.
Y tu mente está más lúcida que nunca.
Y conversas con la muerte, pero todavía no es tu hora.
Y la vida pasa frente a tus ojos.

Y, sin proponértelo, haces que aquéllos que nunca habían rezado, ahora lo hagan por primera vez...


- Amaya 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

me encanto!! amaya, yo que estuve tan cerca pero tan cerca de desprenderme de aqui te digo que esto que escribes es muy cercano a la realidad, lo que se vive es inexplicable y a veces uno no lo comparte por temor a que lo tomen por loco!!

Anónimo dijo...

Por cierto soy @DePortus!! jajajaja es la primera vez que comento un post!!

Se produjo un error en este gadget.