miércoles, agosto 11, 2010

Noches de Cine-Club

Mi tío Rigo y mi tía Naty, que viven en Guadalajara en una casa poca madre (esa es otra historia), tienen unos cuates bien chidos con los que organizan noches de cine-club cada viernes.  El chiste es que cada quien sugiera alguna película, de preferencia que no sean muy comerciales, se someten a votación y listo. Además, siempre hay buena botana y algo rico para cenar mientras echan el chal y le tiran bien sabroso al conservadurismo tapatío, ¡JA!

Aleks y yo hemos ido a tres de esas soirées y siempre nos la pasamos bien. Ya nos tocó ver "La cambiadora de páginas" (La Tourneuse de Pages), "A través del Universo" (Across the Universe), y "Rojo como el Cielo" (Rosso come il Cielo), que vimos el fin de semana pasado que anduvimos por allá. 



Rojo como el Cielo es una película italiana bellísima que relata la vida de un niño que sufre un accidente y queda ciego. Lejos de hacernos llorar, la película nos deja con el corazón alegre y la mente llena de inspiración para realizar todos esos proyectos que tenemos ahí abandonados en los recovecos de nuestra desidia cotidiana. 

Mirco, el protagonista, es uno de esos héroes que rebasan la ficción, puesto que la película está basada en una historia real.

¡Corran a verla! Se las recomiendo enormemente.

- Amaya

1 comentario:

Anónimo dijo...

si, sólo asistí a una, pero fue muy agradable.
lin.

Se produjo un error en este gadget.