viernes, diciembre 31, 2010

Cuando Dios llama a tu puerta...

El otro día estábamos cenando, cuando suena el teléfono y Alex se levanta para contestar:

- Bueno, ¿quién habla? ¿Y con quién quiere hablar? Ah, ok.¨Permítame un segundo...

Acto seguido, le pasa el teléfono a mi mamá y le dice:

- Linda, te llaman.
- ¿Quién es? -responde mi mamá intrigada.
- El Adorador del Santísimo.
- ¿Quiéeeeeeeeeen?
- Así me dijo, que el Adorador del Santísimo  -confirmó Alex con toda naturalidad.
- No, dile que no... -respondió mi mamá manoteando y poniendo cara de confusión.

Al final, resultó que el "Adorador del Santísimo" buscaba a una tal Catalina, no a Linda. Sin embargo, no pude evitar plantearme las siguientes preguntas:

¿Quién chingados se hace llamar "El Adorador del Santísimo"? ¿Por qué demonios Alex tomó tan naturalmente la llamada del Adorador del Santísimo? ¿Por qué no lo mandó a la chingada desde el primer momento?

Y más importante aún: ¿Por qué le pasó el teléfono a mi mamá?

Todavía hoy no he parado de reír.

Así como están las cosas, uno de estos días pueden recibir la llamada de un santo, de la Virgen María o, incluso, ¡de Dios!

- Amaya

4 comentarios:

Edurne dijo...

amayiringa, pasame otra vez el blog del Aleks :) Un abrazo grande a los tres y saludos a Donia Linda!

Anónimo dijo...

y cuando sientes que te llama la virgen?? despues de una noche de copas y trabajar muy temprano al dia siguiente jajaja

Luna Quisan dijo...

Sencillamente, Dios esta buscando los medios, para acercarse a ti. :) Cuando puedas, abrele la puerta, o tomale la llamada. Nada, absolutamente nada es casual. Lo sabes.

Te quiero muchisisimo y desde aqui te mando un fuerte, pero fuertisisimo abrazo!

Viole dijo...

los "adoradores" dentro de la iglesia, tienen uno de los servicios mas bellos... ellos están pidiendo por ti... ;)

Se produjo un error en este gadget.