jueves, enero 27, 2011

La decencia ante todo

Una vez, paseando en Toulouse, me acuerdo que Bere y yo nos quedamos fuera de una tienda a esperar a las demás. Esa callecita por la que andábamos era peatonal y siempre había mucha gente, así que nos pegamos a la pared, tratando de no estorbar.

Estábamos en plena plática esquivando gente cuando de repente Bere siente que algo le falta, se fija en su bolsa toda preocupada y se da cuenta que, efectivamente, no tiene su cartera. Entonces, por puritito instinto, las dos volteamos a ver a dos tipos que estaban al lado de nosotras dizque leyendo el periódico (¿así o más sospechosos?). No se imaginan la cara de indignación que les puso Bere a los tipos.  Y ya estaba a punto de reclamarles y zamparles un bolsazo cuando uno de ellos sacó todo apurado la cartera, se la entregó a Bere y le dijo con cara de arrepentimiento antes de salir huyendo:

"Pardon!"

Ah, ¡qué tiempos aquellos cuando los ladrones eran todavía decentes!

- Amaya

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Como el Sr. Don Ratero que me tocó aquí en Df, jajaja.
T.

Edurne dijo...

chiquita pero picosa!!! yo tambien le hubiera regresado la cartera despues de verle la cara de enojada a Bere!!..jejeje

Pável dijo...

Me hubieran robado mejor allá.

Anónimo dijo...

Jajajajaja, ya me imagino la carita que Bere les puso

Karliux dijo...

Jajajaja, ya me imagino la carita que les puso con ojos de pistola

Laura Alanis dijo...

jjajajaja, zaz!! los ojos locos, me imagino. Como dice mi mama, se nos sube lo Alanis y lo Cruz y de ahi que se agarren todos :p

Anónimo dijo...

a los amigos de Amaya les quiero comentar que hay un grupo en Facebook que se llama UNA SONRISA POR AMAYA, para los que gusten unirse, lo busquen en FB y agreguen a sus contactos, seran bienvenidos
rgg

Se produjo un error en este gadget.