viernes, mayo 27, 2011

Historias para compartir

Hace algunas semanas les compartí la historia de la mamá Triny y su lucha contra el cáncer. No sé ustedes, pero yo encuentro una gran inspiración en estas historias y en cierta forma me siento obligada a compartirlas con todos porque creo que hay un gran valor en ellas y porque, así como a mí, pueden servir de motivación a muchas otras personas. 

Hoy, recibí un mensaje de Marissa, la hermana de una compañera de la escuela, quien me relató lo que vivió su mamá al luchar contra el cáncer: 

Yo era muy pequeña cuando mi mamá tenía cáncer, no me enteraba de lo que pasaba, sólo recordaba que la ambulancia venía a recogerla a mi casa para llevársela al hospital bastante seguido, y cada vez que veía las luces rojas enfrente de mi casa tenía que despedirme de ella (por aquello de las dudas de si no la volvía a ver).
Recuerdo cuando se la llevaron el día de la operación para extirparle el tumor, estuvo fuera de casa mucho tiempo, no estuvo en el cumpleaños de mi hermana, no estuvo en mi cumpleaños y no sabíamos si iba a volver. 
Pero volvió y volvió más fuerte que nunca. Volvió para quedarse y, lo más importante, ¡volvió sana! Para mí, ella es la heroína en la historia de mi vida, es la mujer más fuerte que conozco, y cuando leo lo que te está pasando a ti no puedo evitar encontrar las similitudes. 
Eres grande Amaya, tienes un poder especial, tú puedes con esto, porque este cáncer NO es más grande que tú. Este cáncer, estoy segura, NO es más grande que tus ganas de vivir y también estoy segura que lo vas a vencer. 
Y entonces, en unos cuantos años, tu bebé dirá: "Soy hijo de una sobreviviente de cáncer, y mi mamá es la mujer más fuerte que conozco y es la heroína de mi vida."

9 comentarios:

Ena Alvarez dijo...

Ojos rojos.

Luna Quisan dijo...

Soy una chillona.

Cyn dijo...

Ya somos 3.

Anónimo dijo...

SIMPLEMENTE HERMOSO

Guille Ochoa dijo...

Las historias que has compartido son todas bellas, de esperanza, motivadoras.
Creo que tu seràs una gran vencedora pues tu actitud es lo que marca la diferencia.

lin dijo...

son admirables, con gran fortaleza, un ejemplo para muchos de nosotros que estamos sanos aparentemente y ante cualquier dolorcito o inconveniente sentimos que no podemos más, todos estamos propensos a morir en cualquier momento, pero la manera en que ustedes enfrentan la muerte a cada momento viviendo intensamente y dando lo mejor de cada una, que las hace trascender y ser extraordinarias., te admiro profundamente y doy gracias de como dice la canción poder coincidir contigo entre tantos mundos, tiempo y espacio y gracias a la vida que me dio la oportunidad de llevarte en mi vientre, que me ha dado tanto, el poder abrazarte, besarte y quererte inmensamente, estoy muy orgullosa de todos tus logros, de tu fuerza, de tu inteligencia, de tu brillo, de tu hermosa alma de tu espíritu indomable, gracias hija, muchas gracias.
te amo.

Marissa dijo...

:)

Anónimo dijo...

Ay, chillé con lo que te escribió tu mami y con la historia inspiradora. Me dio muchísimo gusto verte amiga, y espero que haya la oportunidad de visitarte mas seguido. TQM
Kristal

Anónimo dijo...

Hijita, te comparto una frase que me encontre en la inmensidad del internet que calca tu actitud ante los embates de la enfermedad te la envio con mucho carino.
"¡La vida no se trata de cómo sobrevivir a una tempestad,
sino cómo bailar bajo la lluvia!"
te mando un beso
rgg

Se produjo un error en este gadget.