lunes, mayo 16, 2011

Señor ratero: ¡Devuélvame mi anillo!

Hace unos días íbamos en la camioneta y yo traía las manos hinchadas, así que me quité mi anillo (sin albur) y lo puse en uno de los pequeños compartimentos de la puerta. Para mi ya conocida mala suerte, Aleks llevó la camioneta a lavar y cuando fui a ver, ¡mi anillo ya no estaba!

¡Buaaaaaa!

Señor ratero, le suplico que me regrese mi anillo. No era de plata, ni de oro, ni nada por el estilo. No tenía diamantes, ni zafiros, ni ninguna piedra preciosa. Era una baratija de 20 pesos (o menos), pero era muy bonito, y todo mundo me lo chuleaba, y me gustaba mucho, y ahora me siento desnuda sin él, y no tengo con qué sustituirlo, y usted no tenía derecho de llevárselo, y, y, y, ¡era mío, chingado! ¿Por qué demonios se lo robó?

Algo más, señor ratero: Aquí le dejo algunos anillos que me gustan, por si se compadece de mí y decide regalarme uno.











- Amaya

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El que mas me gustó fue el destapador. muy ingenioso.

Gabus dijo...

Que feo se siente que le roben algo a uno. Hace unos meses entraron a robar a mi casa y se llevaron muchas cosas, pero lo mas extraño fue que me robaron mis rosarios... quien roba rosarios?? Y que hace con ellos?? Rezar por la salvación de su alma?

Se produjo un error en este gadget.