jueves, septiembre 01, 2011

Carta a Felipe Calderón

Querido lector, hace ya algunas semanas que ando tejiendo algunas frases que me encantaría dirigir a Felipe Calderón. Le enviaría gustosa una carta y me sentiría realmente satisfecha si él me tomara en serio al leerla. Es algo que me tiene obsesionada.

En ese continuo ejercicio de imaginar qué le diría a nuestro presidente, en ese incesante rebote de ideas, tengo que confesar que a veces me cuesta trabajo ser objetiva: Primero, porque yo no voté por Calderón y la verdad es que cada acción de su gobierno y de los integrantes de su gabinete tiendo a verla con recelo. Segundo, porque lo que está viviendo nuestro país abre la ventana a un cúmulo de emociones encontradas. ¿O a quién no le causa tristeza/enojo/impotencia/frustración/ansiedad/temor/rabia/dolor lo que le sucede a México?

Creo que lo primero que le diría a Calderón es  que reconozco que es un presidente inteligente, racional y dispuesto a la acción. No sé usted, querido lector, pero esto me parece importante. Aunque no esté de acuerdo con muchas de sus políticas, prefiero a un jefe del ejecutivo como Calderón y no a uno como Fox.

Después le diría que estoy convencida que la lucha contra el narcotráfico es necesaria. Considero, al igual que Calderón, que es un problema que se dejó crecer en el pasado y ahora, tristemente, estamos tratando de nadar hacia la orilla para no ahogarnos en él.

Sin embargo (y aquí es donde empieza mi reclamo), no me queda duda que  esta lucha presenta muchos defectos y precisamente uno de ellos es la terrible incapacidad de nuestro presidente para admitir que las cosas no están saliendo bien.

Sí, Señor presidente, sí se han atrapado a muchos cabecillas del narco. Sí, vemos a las fuerzas armadas en las calles tratando de intimidar a los malosos. Sí, se ha denunciado la complicidad de Estados Unidos en este problema. Sí, se ha reducido la violencia en lugares como Tijuana y Ciudad Juárez. Sí, parece que hay una voluntad legítima por resolver el problema (¿la hay?).

Aún así,  la violencia se desborda, sigue creciendo, nos sigue horrorizando (a veces, ya no tanto). Las acciones de gobierno parecen dar mucho ruido y pocas nueces. Lo que se ve son palos de ciego, como dicen algunos analistas, falta inteligencia. No hay estrategia. Ni siquiera táctica. Acordémonos de la captura de Al Capone. “Follow the money!”, es la premisa.

Señor presidente, se lo pregunto sin afán de ofender, pero con toda la intención de obtener una respuesta: ¿Cómo es posible que sólo haya 25 capturas por lavado de dinero en 4 años? ¿Acaso no debería de haber un mayor esfuerzo por desarticular las redes del narco a través de sus negocios ilícitos? ¿No cree que resultaría más fácil y menos violento? ¿Por qué la extorsión ha crecido más de 200% en los últimos años? ¿Qué se ha hecho para reducir el ridículo número de secuestros? ¿Por qué no existe la voluntad de analizar de forma seria la posibilidad de legalizar la marihuana? ¿Por qué satanizar la posición de aquellos que están a favor de esta acción etiquetándolos de “hippies” o ”adictos” en vez de echar un vistazo a la historia económica en los casos de prohibición? ¿Por qué el gobierno se hace de la vista gorda con negocios como casinos, casas de cambio y venta de discos pirata cuando sabemos que el narco está involucrado? ¿Cómo es que tuvimos que llegar a más de 50 mil muertos para que usted accediera a tener un diálogo con los familiares de las víctimas? ¿Por qué el afán de hacer parecer a muchas de las víctimas como delincuentes? ¿Por qué no hay humildad para reconocer los errores cometidos por las fuerzas armadas? ¿Por qué no se realizan más acciones para prevenir el consumo de droga en México? ¿Cómo explica que hoy, en general, México sea más inseguro que hace 6 años?


Seguramente, el presidente cuenta con asesores expertos en el tema que ya deben haber abordado esas preguntas. Entonces, ¿qué pasa?

Y no sé qué le parezca a usted, querido lector, pero yo terminaría mi carta preguntándole al presidente: ¿Ha valido la pena esta lucha?

- Amaya 

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Amayita, se ha escrito muchisimo sobre la guerra contra el narco de Calderon, los oficialistas dialogos por la seguridad, en realidad monologos oficiales, los mitos sobre seguridad de parte del vocero Poirot, el dialogo del Castillo entre la caravana del perdon encabezada por Sicilia, en todos ellos esta mas que ratificada la voluntad calderonista, quien al parecer no le importa pasar a la historia como el presidente de los 50,000 muertos.
Desde mi particular punto de vista, la comentada guerra contra el narco no es otra cosa que la aplicacion al pie de la letra de la iniciativa Merida, uno de tantos acuerdos impuestos a Calderon a cambio de respaldarlo en la disputa del 2006, ahi tienes las declaraciones de la profesora donde hace publicos tambien algunos acuerdos tomados antes de dicha eleccion. El gasto en seguridad que supera los 250 mil millones de pesos segun reportajes publicados por contralinea, y los negocios que deben hacerse a la sombra de tanto dinero, ahi estan los datos de que entre los principales clientes de los mayoristas de armas gringos esta el gobierno mexicano. Desafortunadamente no creo que tus preguntas encuentren una respuesta diferente a la dada en la mayoria y monotematica estrategia discursiva de Calderon.
rgg

Obed dijo...

Sí, ha valido la pena.

Anónimo dijo...

Claro que ha valido la pena. ¿Qué prefieres, el tiempo PRIísta de una miopía autoimpuesta?

El hecho de que NO hayas votado por él indica, claramente, que NUNCA estarás de acuerdo con él. Si desde un inicio no te convencieron sus propuestas, con más razón no lo estarás una vez que éstas se echaron a andar.

Tú eres una chica, me supongo, adinerada. Que nada, o muy poco, sabe de la realidad del país. Vaya, ni siquiera creo que sepas la realidad de tu propia ciudad. Tú sólo sabes de TU realidad, la que TÚ vives, la que vive tu familia. Por tanto, citar la captura de Al Capone (¿viviste la época ó sólo lo que te han dicho las películas gringas que ves cómodamente en la sala de tu casa, donde nadie te molesta?) es hablar de una realidad que NO es la actual. Nunca, ninguna situación, será similar. Con más razón si se trata de dos países diferentes.

Me molesta encontrar en la red disparates como éste. Sobre todo porque parecen hechos para ser "políticamente correctos" con las masas: tírale al presidente, eso siempre sube tus bonos.

Yo terminaría con una pregunta, ¿quién te crees tú para cuestionar (y reclamar) tanta aseveración sin fundamentos (por tus palabras deduzco que no consultas más que dos diarios y un noticiero televisivo) y, sobre todo, sin PROPUESTAS?. Echar, sólo por echar, te convierte en un ser poco comprometido con su realidad. En una chica fresa, como dirían los antiguos.

Deja de escribir éstas notas, veo tus entradas más recientes y anteriores y no lo haces mal. Encamina tu fuerza por banalidades más triviales (Borges, Sinatra, etc.) que dar una asomadita a la realidad de un país que poco, muy poco, conoces.

Pável dijo...

Hay que regalarle a Calderón la película de "The Dark Knight" porque inclusive ahí dice que al crimen organizado lo atacas dándole en la torre a sus recursos, llámese lavado de dinero, complicidad, corrupción, etc. No puedo creer que alguien que estudió en London School of Economics no sepa esto, y si lo sabe, que así debe ser, que se atreva a decir abiertamente que la solución no es esa, sino poner a soldados en la calle con armas enormes, para que los criminales se armen más todavía, porque saben que en cualquier momento pueden morir y que no tienen nada que perder.
A las personas que se comportan de esa manera, Castro les dice "hipócritas con moral de doble rasero".

Anónimo dijo...

Amayiux:
Buen intento! Para la próxima analiza un solo problema de la administración calderonista, y, citando el séptimo de los 8 pasos sencillos para ser un ciudadano decente, Hay que evaluar, criticar y proponer... En tu publicación aprecie critica, pero no evaluación y propuesta...
Un fuerte abrazo
HOC

Se produjo un error en este gadget.