viernes, octubre 07, 2011

Regalar vida

Les comparto este texto que salió publicado hace ya varias semanas en la sección Esencias del Diario del Istmo:


Acá entre nos
Regalar vida
Por Amaya Marichal

Alguna vez leí por ahí que hay cuatro formas de trascender en la vida: Teniendo un hijo,  sembrando un árbol, escribiendo un libro y donando un órgano.

Yo estoy dispuesta a completar los cuatro puntos porque me parecen acciones muy nobles. Puedo decir con orgullo y gran felicidad que ya tengo un hijo y que he sembrado dos árboles (¿las plantitas también cuentan?). Por otro lado, estoy casi segura que este año queda listo mi libro. Y en cuanto a la donación de órganos, estoy haciendo lo que se requiere para que cuando sea el momento, alguien más tenga la oportunidad de seguir viviendo.

Y es que esto de la donación de órganos es todo un tema, querido lector. Muchas personas simplemente tienen miedo. Algunas más creen que es asqueroso. Otras, sienten que su cuerpo tiene que estar completo a la hora de ser enterradas. Están también los que se niegan a hacerlo porque están conscientes del problema de tráfico de órganos. Algunos creyentes se niegan a donar sus órganos para seguir lo estipulado por sus respectivas religiones.

Desgraciadamente, como en muchos otros temas, el motivo más grande por el cual la gente no dona sus órganos es porque carece de información. Tal vez no estén enterados que en México se estima que existen 18 mil pacientes que requieren un trasplante y que sólo se logran realizar  anualmente 5 mil.

O quizás no saben cuál es el trámite que tienen que realizar para poder ser donadores, como lo constaté hace unos días cuando me atreví a preguntar a mis contactos en facebook y twitter si estarían dispuestos a donar sus órganos. Realmente fue una grata sorpresa observar que la mayoría de los mensajes que recibí eran de personas que afirmaban que sí lo harían con mucho gusto. Lo triste es que no sabían cómo hacerlo y para ser donador en México la buena voluntad no es suficiente.

Le explico mejor, querido lector. Si usted toma la decisión de ser donador tiene que estipularlo por escrito y debe informarlo a su familia o a sus seres queridos. Esto es muy importante puesto que será precisamente la familia la que otorgue su consentimiento cuando le soliciten la donación de órganos y tejidos.

En México, la Ley General de Salud establece que todos los ciudadanos mexicanos son donadores de órganos pero se trata de donadores tácitos, es decir que uno no se convierte en donador automáticamente con la muerte, sino que tiene que haber un consentimiento por escrito.

Por eso es recomendable que platique con su familia de este tema. Yo sé que nadie quiere hablar de la muerte porque es un tema difícil, pero es mejor que todos conozcan su deseo de ser donador y que entiendan las razones por las cuales usted está dispuesto a dar ese paso, así será menos probable que alguien se oponga a ello.

Le decía que yo ya estuve investigando qué necesito hacer para poder donar mis órganos en su momento. ¿Y qué es lo que hay que hacer? Muy sencillo. Usted puede entrar al portal del Centro Nacional de Trasplantes (http://www.cenatra.salud.gob.mx/) y registrarse para obtener su tarjeta de donador voluntario. El proceso no dura más de 5 minutos. Una vez que usted llene sus datos, imprime su tarjeta y listo. Ya puede llevarla a todos lados.

Estar en una lista de espera para poder obtener un órgano es una situación terriblemente angustiante, una carrera contra el reloj.

Querido lector, ¿quiere usted dejarle un obsequio a la humanidad? ¡Regale vida!

- Amaya

1 comentario:

Guille Ochoa dijo...

Gracias por la informacion, tengo una carpeta que se llama CUANDO YO MUERA, incluye una carta firmada solicitando a mis familiares que donen todos mis organos que puedan ser utiles a otras personas, pero no tengo la tarjeta, la solicitare.
Ian (mi hijo que vive en NZ) ya dispuso que a su muerte, todo su cuerpo sea donado a la facultad de Medicina de NZ con la finalidad de servir para investigacion o practica medica, (dice que seguira trabajando en bien de la humanidad), por lo pronto es donador de sangre de forma continua.
Tienes una cualidad, mover corazones :asi que espero que tus seguidores se vuelvan donadores.

Se produjo un error en este gadget.