miércoles, junio 15, 2005

Memoria de mis putas tristes

"El año de mis noventa años quise regalarme una noche de amor loco con una adolescente virgen. Me acordé de Rosa Cabarcas, la dueña de una casa clandestina que solía avisar a sus buenos clientes cuando tenía una novedad disponible. Nunca sucumbí a ésa ni a ninguna de sus muchas tentaciones obscenas, pero ella no creía en la pureza de mis principios. También la moral es un asunto de tiempo, decía, con una sonrisa maligna, ya lo verás..." (Memoria de mis putas tristes, Gabriel García Márquez).

Esta novela es un breve relato sobre la vida de un viejo periodista apasionado de la música clásica que de pronto cae en las profundidades del amor, un sentimiento totalmente desconocido para él, acostumbrado a dar siempre monedas a cambio de sexo.

La soledad y los males de la vejez, combinados con la ilusión de un nuevo amor, son los temas centrales de esta novela pequeñita, lista para ser devorada en unas cuantas horas.

- Amaya

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.