miércoles, junio 15, 2005

Un día lluvioso

Después de mucho esperar, por fin apareció la lluvia. Su llegada fue una bendición. El cielo y el mar escogieron el gris oscuro el día de ayer... Olor a tierra mojada... Brisa fresca... Cientos de gotas traviesas en la piel... Viejos y agradables recuerdos de verano... Una sonrisa en el alma... Un sentimiento de gratitud... Tranquilidad total...

- Amaya

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.