miércoles, junio 20, 2007

El narco omnipresente

Lo confieso: Yo fui una de las muchas personas que aplaudieron la iniciativa de Calderón de ocupar al Ejército en la lucha contra el narcotráfico. Estuve de acuerdo porque por lo menos me pareció que reaccionó de manera activa ante esta problemática y no con la pasividad característica de Fox. "Algo es algo", pensé...
Sin embargo, poco a poco me dí cuenta de la franca debilidad de las acciones emprendidas desde el Ejecutivo. Lo único que vemos son intercambio de balas y de amenazas, pero no se asoma, ni por casualidad, un proyecto integral contra el narcotráfico.
No soy experta en el tema, pero a ojo de buen cubero puedo decir que esta guerra que estamos viviendo no es sólo cuestión de armas y despliegue de fuerza, sino que también hace falta una estrategia que abarque labores de investigación, particularmente en las finanzas y en el fisco (les doy una pista: ¿cómo atraparon a Al Capone?), programas de salud, de educación, de prevención, de localización de narcotienditas y, sobre todo, mucha voluntad política para denunciar y castigar a todos aquellos que se encuentren coludidos con el narco (incluídos sacerdotes, cantantes, políticos, señoras bien, etc, etc...)
- Amaya

1 comentario:

Edurne dijo...

Y todo por la marihuana!! eso es lo peor, porque ni siquiera es trafico de anfetaminas (eso lo manejan los chinos!)! yo la legalizaria!!
Totalmente de acuerdo contigo con la falta de estrategia!! es como si nadamas se quisiera quedar bien con US! Arriba Camelia la Texana!! y te recomiendo leer la reina del sur de Perez-reverte!

Se produjo un error en este gadget.