viernes, julio 13, 2007

Testimonio

Páginas blancas esperando que se derrame la tinta en sus entrañas. Sólo para poder existir. La añoranza de las historias que en ellas se guardan es más fuerte que la soledad de su blancura. Si tan sólo alguien se atreviera a confesarles sus secretos. Las estampas de vida comúnmente se confían a un ser inanimado porque los hombres no las valoran, las traicionan y las matan. Pero esas hojas cobran vida con los misterios que encierran. Ellas no emiten juicios, no descalifican, no desaprueban. Detienen el tiempo. Protegen las palabras. Confirman los pensamientos. Páginas que de la blancura de los años mozos, pasan al otoño sepia y nos muestran el pasado tal cual solía ser. La memoria es tramposa. Las páginas, en cambio, son fieles...
- Amaya

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.