jueves, febrero 07, 2008

Un día de examen

A ver, todos, las mochilas al frente. A ver, Tunencindo, te pasas para acá donde te pueda ver. Gasparina deja en paz a Gondolina. Gladiolo, apaga tu celular. No, no pueden sacar el libro, ya lo saben. Rutildo, quítate la gorra. No quiero que se sienten juntos, se sientan uno sí, uno uno. Sólo lápices, plumas y borradores, nada más sobre la mesa. No olviden poner su nombre y matrícula. Calatino, ese fleco de 30 centímetros te lo haces para atrás. No Matusa, no tengo una pluma extra. Zaratustra, no está permitido escuchar música aquí, quítate esos audífonos...
¿Listos? Ahora sí, pueden empezar, tienen 50 minutos...
- Amaya

1 comentario:

Joaquin Fierro dijo...

Agh! El mismo speech de todos los profes del Tec... todo en esa escuela parece mandado a hacer PRE-HECHO... hasta nosotros, los estudiantes. Lo bueno es que ya me gradué! Felicidades a de ser muy dificil ser maestro, y gracias por la paciencia que el enseñar algo demanda. No tuve la suerte de ser tu alumno pero que bien me caes desde que leo este blog. Osease HOY! jajajaja

Se produjo un error en este gadget.