lunes, marzo 03, 2008

Malinalco

Con eso que no nos podemos estar quietos Aleks y yo, el fin de semana que acaba de pasar nos lanzamos a Malinalco, un pueblo del Estado de México que tiene muchas cosas padres, como ruinas arqueológicas. Está a 1 hora y media de Santa Fe, o sea que no está lejos, pero como nos perdimos durante un rato, casi casi llegamos a Acapulco, jajaja!
Yo no tenía idea a dónde íbamos, porque se supone que era sorpresa. Por un momento pensé que me iba a llevar a la Glorieta de Insurgentes (después del bombazo se convirtió en lugar turístico) y de ahí a comer mis taquitos mugrositos favoritos que están cerquitassss "del lugar de los hechos".
Pero nooooo... Mi señor esposo hasta se puso a investigar y decidió que Malinalco era una mejor opción. Sólo estuvimos unas cuantas horas ahí y nos quedaron ganas de regresar porque además de que está todo bonito, comimos de-li-cio-so, y el lugar se antoja para tomarse unos vinitos y quedarse en algún hotelillo. Además se nos olvidó la cámara, así que sólo tengo una foto que saqué del meritito interné. Maldita suerte: No tenemos pruebas de que nos encontramos a alguien famoso en el restaurancito donde fuimos a comer... chin! Pero les juro que es requete importante y famoso, salió en Expansión!! (Uyyyyyyy QUÉ FAMOSO!)
Por cierto, ¿alguien ha probado la jamaica frita bañada en salsa de queso manchego? Porque para nosotros fue la primera vez y nos encantó...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

muy chido como dices tu. Me hubiese encantado haberlo conocido, y sobre todo para probar la jamaica.

Clauminara dijo...

No he probado la jamaica frita pero una vez probé el perejil frito, lo sirven con una salsita como de aceite de olivo con limón, sabe riquísimo.

Amaya Marichal dijo...

Sí, yo también lo probé en un restaurante de comida tailandesa y me pareció delicioso.

:)

Se produjo un error en este gadget.