viernes, abril 18, 2008

Hartazgo

En México estamos más que cansados de muchas de las acciones nefastas del gobierno (en todos sus niveles y en todos sus colores). Las protestas son muchas, aún con el bajo nivel de participación política y social que existe en nuestro país. Pero, ¿qué pasa cuando no hay respuesta de la esfera gubernamental? Cuando los oídos son sordos. Cuando los pocos que denuncian no encuentran el camino. Cuando las puertas se cierran.
En Estados Unidos está ocurriendo un fenómeno similar de hartazgo social relacionado con la intervención de la superpotencia en Irak.
Players, not Cheerleaders
By Naomi Klein and Jeremy Scahill
March 26th, 2008
"So?"
So said Dick Cheney when asked last week about public opinion being overwhelming against the war in Iraq. "You can't be blown off course by polls."
His attitude about the the fact that the number of U.S. soldiers killed in Iraq has reached 4,000 displayed similar levels of sympathy. They "voluntarily put on the uniform," the Vice-President told ABC news. This brick wall of indifference helps explain the paradox in which we in the anti-war camp find ourselves five years into the occupation of Iraq: anti-war sentiment is as strong as ever, but our movement seems to be dwindling.
Sixty-four per cent of Americans tell pollsters they oppose the war, but you'd never know it from the thin turnout at recent anniversary rallies and vigils.
When asked why they aren't expressing their anti-war opinions through the anti-war movement, many say they have simply lost faith in the power of protest. They marched against the war before it began, marched on the first, second and third anniversaries. And yet five years on, U.S. leaders are still shrugging: "So?"

6 comentarios:

Ernesto Pérez-Castro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ernesto Pérez-Castro dijo...

Vaya provocación! Por eso me encanta visitar tu blog: cuando no me saca una sonrisa, me deja pensando a todo lo que mi humilde cabecita da. (Recuperando algo de lo que planteabas hace días: ¡Pa' mí eres toda una blogstar!)

La frase que destacas es muy fuerte. De esas que hasta al más harto debería poner a pensar. El texto entero no tiene desperdicio. Y luego me has dejado leyendo más de Naomi Klein en su web y vaya cosas que uno encuentra.

[Publiqué y luego eliminé este comentario hace un rato, pues omití algo importante: agradecer el vínculo que agregaste. Como posiblemente has visto, yo también te tengo "linkeada". Espero sirva de vez en cuando pa' mandarte nuevos lectores.]

Saludos.

Amaya Marichal dijo...

Gracias... totales...

¿Verdad que está increíble esta Naomi Klein? Yo todavía no he leído sus dos libros más famosos, pero ya los tengo en la mira. De hecho no sé si te fijaste, pero Alfonso Cuarón hizo una película basado en el último libro. Traté de descargarlo del portal, pero no pude, intentaré de nuevo y ya les contaré...

Ah y además, me dijeron que fue discípula de otro de mis ídolos: Noam Chomsky...

Ernesto Pérez-Castro dijo...

Recién colgué en mi blog Tras Alicia el video desde el sitio de Klein en YouTube. Saludos!!!

La "Y" dijo...

Los leo a ustedes y digo: tal para cual...bien inteligentes, escriben padrísimo ah y sin errores ortográficos, motivan, conocen de lo que hablan, conocen del mundo y...en fin, es un placer visitarlos...
Y otra cosa pa´despedirme...Que poca abuela del mendigo viejo ese: "Y qué??? Ellos solitos se ponen el uniforme..grrr."Como ellos no van a la guerra, y no pierden todo: corazón, esperanzas, familia, amigos, novias..todo, se atreven a burlarse de los pobres soldados norteamericanos.
Excelente reportaje Amaya, sólo así me entero de lo que sucede a mi alrededor...

Amaya Marichal dijo...

gracias, gracias... Por cierto, si les late este tipo de denuncias, les voy a recomendar que pasen al blog "La trinchera de Robertito", ahí lo tengo en la sección "Un poco de todo"... No es porque sea mi primo (jaja), pero es un crítico muy chido de política nacional e internacional...

Se produjo un error en este gadget.