martes, agosto 12, 2008

Los tacos de Doña Pina

¡AGUANIEVE, JOVEN!
Así le decía Doña Edith (la sobrina coda de Doña Pina) a todo puberto que pasaba por el negocio con el diabólico y capitalista fin de vender su producto. Unos años antes, Doña Pina no vendía aguanieve, pero al ver el éxito del negocio de enfrente, decidió piratearse la idea. Ahhhhhhh, pero sus aguanieves no eran tan buenas como las de Juanito. ¿Se acuerdan de Juanito? Con sus cejas depiladas y sus calcetines rosas. Todo un ícono del gran negocio multimillonario de las aguanieves a nivel mundial.
Pero bueno, regresemos al negocio de Doña Pina. Confieso que esa esquina fue testigo de risas, madrazos, atascones, cachondeos, chismes, regalos de cumpleaños, rosas, cartitas de amor, suspiros, partidos de volley, fotos grupales, canciones, corretizas y hasta de un baño de agua fría por un balde que nos lanzó sin piedad Doña Edith para que nos largáramos del lugar porque ya la teníamos hasta la madre con nuestros cánticos gregorianos.
Era toda una tradición, a la hora de la salida, atravesar la calle y echar la mochila en aquella esquina. Echar el chal mientras llegaban por uno. Observar la carnita por la vitrina mientras nos moríamos de hambre. Mendigar unos cuantos pesos para comprar un par de tacos y llenarnos la barriga por un rato en lo que llegábamos a nuestras respectivas casas. Había quienes alcanzaban a comprar una torta, UNA TORTA!! Ahhhhh, pero eso ya era de ligas mayores (seguro se trataba de algún millonario). Yo siempre pedía mi par de tacos de picadillo (el espíritu del picadillo), todavía hoy Karlangas me sigue molestando con eso porque sólo yo pedía esa madre, jaja. Según ella era para que no me gorrearan, pero les juro que ese era mi favorito...
Todavía recuerdo cuando un pretendiente que tenía me pidió prestado mi balón de volley para jugar con sus cuates. Sólo vi cuando pasó el camión de la coca y se oyó la explosión. La muerte de un balón...
¡Qué tiempos!
- Amaya

6 comentarios:

dominguezmedia dijo...

Jaja!
aquí escribiendo un testigo/víctima de los tacos de doña piña! yo era fan de los tacos de cochinita ...
Dos recuerdos los tengo muy claros:
1) Contratacando las salpicadas de agua fria que nos aventaba doña pina con una pistola de agua ficticia...
2) Una ruptura de corazón (si, el mío), por ahí del 1er o 2o semestre... la herida sanó un mes después (creo)
Gracias por avivar los recuerdos Amaya!
:)

Laura Boylan dijo...

si como no me voy a acordar!!!!!!!!!!

¿Cuántas generaciones abremos pasado por ahi?

Luna Quisan dijo...

pues yo soy de las generaciones mas chirris.. y aun me tocó todo eso.. mientras esperaba la combi me chingaba unos ricos taquitos de cochinita mmmmmm!!!!!!

Amaya Marichal dijo...

Dominguezmedia: JAJAJAJA, ya me imagino la venganza con tu pistola ficticia, jajajajaja... muy bueno.

Y eso de los asuntos del amor en esa esquina, hubo de todo, no? Creo que hasta embarazos, jajajaja!

Laurita, ¿Cuántas generaciones? No sé, pero te digo que Doña Pina le tocó a mi papá y a mi hermano (que es 8 años menor que yo), imagínate!

Lunita, oye yo también esperaba la combi! Era mi hit, jajaja...

Anónimo dijo...

No manches Amaya, crees que me encontrè al Juanito y me puse a platicar con el y a recordar mis viejos tiempos, bien que se acuerda de nosotros,tal vez no de muchos nombres pero de nuestra cara sip , (me diò un poco de penita porque yo estaba bien loca), el està igualito la que di el viejazo fui yo jajaja ,como no acordarme de esos ricos tacos y de que nunca me queria ir de la esquina por estar bla,bla ya vez que ni se me da...

Amaya Marichal dijo...

Anónimo de las 12:10, gracias por compartir tu plática con Juanito, hace años que no lo veo... Ahora comparte tu nombre también...!!

Se produjo un error en este gadget.