lunes, marzo 15, 2010

Pederastia clerical: ¿Pan de todos los días?


Mientras en México siguen saliendo a la luz pública nuevos datos sobre la oscura vida del Padre Marcial Maciel y la congregación religiosa fundada por este último, la Legión de Cristo, que enfrenta acusaciones de encubrimiento e irresponsabilidad, en otras partes del mundo la Iglesia Católica tampoco está pasando por gratos momentos.


En los últimos años (particularmente, en los últimos meses), numerosos miembros de la Iglesia Católica han sido acusados de abusos sexuales a menores en diversos países, entre ellos Alemania, Holanda, Austria, Irlanda, España, Estados Unidos y México.


La mayoría de estos abusos fueron cometidos durante años y, debido al silencio de las víctimas, las autoridades eclesiásticas y otros sectores de la sociedad han externado sus dudas sobre la veracidad de las acusaciones y los supuestos intereses ocultos de ciertas organizaciones opositoras a la Iglesia Católica, lo cual sólo ha aumentado la tensión entre las partes involucradas y ha minimizado el sufrimiento de los afectados.


Hace unos días, el hermano del Papa Benedicto XVI, el obispo Georg Ratzinger, tuvo que dar la cara después que fueron revelados abusos sexuales en el coro alemán de niños cantores de Ratisbona, al que dirigió durante 30 años hasta 1994.


Las declaraciones hechas por el compositor Franz Wittenbrink, quien había sido alumno de dicho coro hasta 1967, expusieron la supuesta culpabilidad de un ex director que había abusado sexualmente de algunos estudiantes.


Según Wittenbrink, todos los alumnos estaban al tanto de los abusos cometidos por el ex director y no lograba entender cómo es que el hermano del Papa no conocía la situación, como lo dijo Georg Ratzinger cuando se le cuestionó al respecto.


A pesar de que el hermano del Papa afirmó desconocer los abusos sexuales, sí estaba enterado de los castigos corporales de los que eran víctimas los alumnos y no hizo nada para evitarlo porque, según él, los afectados no le dieron a entender que había que hacer algo y porque ese tipo de castigos eran comunes en aquellas épocas.


Respecto a los abusos cometidos en el pasado, la ministra de Justicia de Alemania declaró que las víctimas tienen que ser indemnizadas financieramente. Según la ministra, el Vaticano ha obstaculizado las investigaciones en múltiples ocasiones, por lo que subrayó que una indemnización "sería justicia, aunque el daño causado no puede ser compensado materialmente".


En Irlanda, después de que cientos de casos de abusos se dieron a conocer a la sociedad, la Iglesia ha dado un primer paso al reconocer públicamente lo sucedido, por lo que se ha pedido perdón y ha puesto en marcha un proceso de “renovación”.


Habría que recalcar que en México, a pesar de las numerosas acusaciones existentes y de la gravedad de los casos, la Iglesia Católica no se ha dado por aludida y, lo que es peor, la justicia ha estado ausente por lo que la indemnización de las víctimas todavía es una cuestión lejana. Durante años, las autoridades eclesiásticas se han limitado a hacer llamados de atención privados a los sacerdotes implicados o los han trasladado a otros sitios, guardando una indiferencia total frente a las víctimas, razón por la cual se les ha acusado de encubrimiento.


Por lo pronto, es casi un hecho que hay miles de abusos que aún no se han dado a conocer, tomando en cuenta que sólo entre el 5 y el 10% de las víctimas denuncia el caso, según Barbara Blaine, presidenta de la Red de Sobrevivientes de Abusados por Sacerdotes (SNAP) de los Estados Unidos.


- Amaya


4 comentarios:

Luigi Pastrana dijo...

El derrumbe de la Institución de la Iglesia Católica casi llega a su fin. Toda la humanidad debe de enterarse de una buena vez de todas las atrocidades cometidas por ella a través de los siglos de manera impune y en donde hay redes de complicidades y corrupción. No hay crimen más horrendo que el abuso a un infante, sea psicológico o peor aún si es sexual. Ellos deben de recibir su castigo aquí en la tierra, en el mismo infierno que ellos han creado y no esperar a que Dios los llame a rendir cuentas. Y pensar que Benedicto XVI pretende canonizar a Papa Pio XII que guardó silencio en el holocausto perpetrado a manos de los Nazis y cuya amistad con Hitler era evidente. Y pensar que Juan Pablo II protegió a Maciel!! Pederastas y asesinos son sus múltiples santos.

Raptor Plateado dijo...

La iglesia catolica siempre ha tenido muchas mezclas indeseables, desde sus origenes y la forma que fue llevada a roma, hasta su relación con el Estado Naci y el comunismo fasista de Stalin.. creo que poco a poco el castillo de naipes se derrumba, creo que las autoridades de la iglesia deberian de cambiar algunos de sus estatutos debido a que los mismos estan siendo los que les generan problemas... ¡ojo! con esto no digo que sea la unica muchos otras organizaciones religiosas tienen ese tipo de problema, obviamente estos han sido muy sonados debido a que siempre han tenido una manta de "santidad"... muy buen post.. espero leer más de ti... la verdad me llamo la atención tu blog, esta muy interesante algunas notas ya las eh visto en otros lugares se ve que te gusta navegar mucho eso es bueno aprender lo que vale la pena y enseñar lo que algunos no pueden ver.. tambien lei tu nota verde en el diario de mina.. muy interesante.. bueno te dejo.. paisana (creo que sí) cuidate... y espero te asomes unos de estos días en mi ventana y pueda leer algun fresco comentario.. saludos y cambio y fuera...

Valeria Vera dijo...

Justo necesitaba leer algo así sobre el asunto, el cual, ya está lleno de dimes y diretes, incluso, siendo cero partidaria de la Iglesia como tal, también surgió en mi la duda , ya son demasiadas notas, demasiado que procesar sobre algo que es como la pobreza, ahí está pero ya parece algo "normal". Esperemos que las notas muevan la conciencia de los padres ( curas y familia).

Amaya Marichal dijo...

Yo dudo que sea su fin. Es obvio que hay un desprestigio, pero la verdad es que la fe de la gente sigue siendo el motor de dicha institución...

El chiste aquí es el papel de la ciudadanía, en denunciar lo que está mal, presionar para que termine la impunidad y para que se considere la posibilidad de realizar algunos cambios dentro de los esquemas eclesiásticos.

¡Gracias por sus comentarios!

:)

Se produjo un error en este gadget.