sábado, mayo 15, 2010

La mejor inversión: una biblioteca en casa


Acabo de leer un artículo súper interesante sobre la gran ventaja que representa tener una buena biblioteca en casa. Y esto me encanta porque me da más argumentos para agrandar la mía.

Según el texto, en estas épocas en que los estantes de nuestros muebles se llenan de discos y películas, tal vez querríamos considerar la posibilidad de hacer lo mismo con libros. Dicha afirmación, además, está respaldada por un estudio realizado en 27 países que revela que la presencia de libros en casa -y el ambiente intelectual que esos volúmenes reflejan- está directamente ligado al rendimiento escolar de los hijos, dándoles enormes ventajas:
“Home library size has a very substantial effect on educational attainment, even adjusting for parents’ education, father’s occupational status and other family background characteristics,” reports the study, recently published in the journal Research in Social Stratification and Mobility. “Growing up in a home with 500 books would propel a child 3.2 years further in education, on average, than would growing up in a similar home with few or no books... “A child from a family rich in books is 19 percentage points more likely to complete university than a comparable child growing up without a home library."
Según el artículo, dicho efecto se observó en todos los países, sin importar su riqueza, nivel educativo o sistema político. Tal vez lo más interesante es que los efectos positivos de tener una biblioteca en casa se intensifican en algunos países. Por ejemplo: En China, un niño cuyos padres poseen 500 libros, tendrá en promedio 6.6 años más de educación que un niño que vive en un hogar sin libros. En cambio, en Estados Unidos, la cifra es de 2.4 años, que sigue siendo importante si tomamos en cuenta que ese tiempo podría ser la diferencia entre terminar una carrera o dejarla inconclusa.

Lo mismo sucede cuando hablamos del nivel educativo de los padres. Tener libros en casa tiene un impacto mayor cuando se trata de niños de familias con menor nivel educativo. Aunque el efecto sigue siendo considerable en familias con mayor nivel educativo.

Ahora, si tomamos en cuenta que los niños son curiosos por naturaleza y que se muestran genuinamente atraídos por los libros, nada más fácil que ponerles a su alcance esos ejemplares.

Así que ya saben, si están pensando en redecorar su casa, háganlo con un enorme librero (lleno de libros, por supuesto).

- Amaya

1 comentario:

Anónimo dijo...

completamente de acuerdo, me encanta la idéa y la foto, así quisiera tener un librero en casa , lleno de libros y con mucha luz, invita a la lectura y a pasear con la imaginación por tantos lugares y situaciones a que te invitan los libros.
FELICIDADES ADEMAS POR EL DIA DEL MAESTRO.
MAESTRA, VIDA , SALUD Y LECTURA PARA TI.

Se produjo un error en este gadget.