lunes, junio 07, 2010

Lunes sin carne


Tenía un maestro gringo en la carrera, Tomas Hopkins, que era todo un personaje. Nos hablaba de Xanana Gusmao, indigenismo, el Cuarto Mundo, Botswana, Coltrane, Cuba y Castro, imperialismo, think tanks, los portafolios-bomba perdidos de la Guerra Fría, Noam Chomsky y paranoia política, entre otros temas.

Alguna vez, Hopkins nos dijo que no se quería imaginar el día en que los chinos cambiarían sus hábitos alimenticios para entrarle de lleno al mundo de las hamburguesas de McDonald's.

- ¿Se imaginan cuántas vacas se necesitan para hacer las hamburguesas que demandará la población china? ¿Y cuántas hectáreas de bosques y selvas se tendrán que destruir para dar paso a los pastizales que alimentarán todas esas vacas?

Sólo de pensarlo nos daba escalofríos.

Eso fue hace 13 años. Hoy, el problema es cada más evidente y las acciones para combatirlo son más urgentes.

Por eso me encanta la campaña internacional "Lunes sin carne" (Meat Free Mondays), que recomienda renunciar un día de la semana al consumo de carne con el objetivo de luchar contra el cambio climático. Y me gusta más que Paul McCartney sea uno de sus principales promotores.

¿Por qué renunciar a la carne un día de la semana?

Las razones son muchas, así que aquí les comparto un extracto del artículo de Gerardo Tristán, publicado por la revista Reconecta (que también recomiendo):


En la actualidad, muchos estudiosos coinciden en que existe una relación directa entre el hábito de comer carne y la destrucción del ambiente.

Las cifras revelan el impacto de la ganadería convencional en la naturaleza. Se necesitan 100 litros diarios de agua para una vaca; el 90% del agua potable de lo países desarrollados se destina a la ganadería industrial. Respecto al suelo, se realiza una tala inmoderada de bosques para convertirlos en potreros (campos donde pastorea el ganado) o en tierras de cultivo de alimentos para la dieta de vacas en establos. Como ejemplo mundial, el 60% de la deforestación del Amazonas se debe a la ganadería. Actualmente, más del 50% de los granos producidos en EUA y del 40% de los producidos en el mundo entero son destinados a alimentar animales de granja. Una última cifra habla por sí sola, por cada kilogramo de proteína animal se invierten 7 kilogramos de proteína vegetal. Todo esto sin considerar otros insumos como gasolina, electricidad, mano de obra y medicamentos, entre otros. Esto nos muestra lo ineficiente y costosa que resulta la producción animal convencional.

Lo anterior puede llevarnos a concluir que el hábito de comer carne es insustentable ya que hace un uso excesivo de los recursos de la naturaleza, daña a la biodiversidad al destruir ecosistemas y desplazar especies, contamina los suelos y cuerpos de agua con sus residuos y productos químicos y afecta a las personas (principalmente en países en vías de desarrollo) al destinar buena parte de su producción agrícola para alimentar a los animales de consumo.

(Si quieren seguir leyendo más razones para no comer carne, por aquí)

Chavos, ahora sí, ¡a comer frutas y verduras! Yo sé que para algunos no comer carne es como no respirar, pero independientemente de lo que esto puede ocasionar a su salud (colesterol, triglicéridos, hipertensión, ácido úrico), piensen en el planeta y denle una oportunidad a los lunes sin carne... ¿Cómo ven? Sir Paul McCartney estará orgulloso de ustedes...

Por lo pronto, yo ya se la estoy aplicando al Aleks, muahaha.

- Amaya

5 comentarios:

Luigi Pastrana dijo...

De hecho, es precisamente a través del consumo de carne que controlan a una gran parte de la humanidad. Muchas frutas y verduras proporcionan la misma o más energía que la carne y así nos evitamos muchas enfermedades. Comparto la idea.

Anónimo dijo...

intentaré, aunque confieso, me llamo linda y soy carnívora.

Myra dijo...

Me parece una excelente idea.

Voy a empezar por aquí porque mis intentos por ser vegetariana siempre fracasan...

Y ahora que he abrazado la causa de la defensa de los animales, no sabes lo culpable que me siento!!

Por algo se empieza...

Andres G. Aquino dijo...

yo conocí a otro Hopkins, le apodaban Tony el Canibal, que no era precisamente vegetariano...

Pável dijo...

Yo como carne roja si acaso 1 día a la semana y otro a la semana sin nada de carne.

...Pero bueno, a lo que iba...
Jajajaja
http://s0.causes.com/photos/ey/Vz/A4/uj/Ps/8P/IkXJ.jpg

Se produjo un error en este gadget.