sábado, septiembre 18, 2010

Huracán Karl


¡Y que nos cae el huracán en Veracruz! Ahí ven al Aleks haciendo sus compras de pánico la noche del jueves: azúcar, yogurt, tortillas, pan y chelas.

El jueves anduvimos en Coatepec con Myra y Diego, nuestros conocedores guías de turistas (NOT!), y el día estuvo bastante agradable, incluso pensábamos que iba a estar algo frío por allá  y cargamos con los abrigos y las bufandas. 

Comimos súper rico en Casa Bonilla (si van, pidan por favor el pay de guayaba... ñom, ñom) y estuvimos caminando por el parque y las callecitas aledañas. 

Ya regresando al puerto vimos que había un nortecito moderado y cuando llegamos a la casa, nos enteramos por el bendito Twitter que el tal Karl venía con todo para impactarse de frente a las costas jarochas. 

Al día siguiente el viento y la lluvia estaban cada vez más fuertes y por ahí del medio día el departamento tenía cara de campo de batalla. 

Aquí les comparto el saldo del huracán en casa de los Luna Marichal:
  • Más de 15 toallas puercas y empapadas.
  • Unas 7 playeras que se estrenaron en el papel protagónico de jergas.
  • Dos jergas que se vieron rebasadas por las goteras.
  • Sábanas que también sirvieron para contener los charcos.
  • 4 cubetas y 5 cacharros esparcidos en la sala y el comedor.
  • Una maceta colocada estratégicamente debajo de una gotera.
  • Ventanas protegidas con cruces de cinta canela.
  • Todo un mes de publicaciones de periódicos tapizando la casa.
  • Orines omnipresentes de una Chepina desconcertada.
  • Bolsas de plástico colocadas en las orillas de las ventanas como aislantes.
  • Muebles fuera de lugar: la cuna, las sillas del comedor, 2 libreros, 10 sillas de plástico y 2 mesas de jardín.
  • Una uña rota.
  • Mi espalda deshecha.
- Amaya

2 comentarios:

Anónimo dijo...

bueno, pero lo mejor es que no tuvieron que irse al albergue y que a pesar de la furia del meteoro fue mínimo el daño. ahora a descansar la espalda y cuidar al bb.

Anónimo dijo...

lo mejor de todo en medio de la contingencia es que no faltaron las chelas. jajajaja.
lin,

Se produjo un error en este gadget.