jueves, febrero 28, 2008

Iron Maiden

No, no, no, no... Toda una experiencia ese concierto. Llegamos desde las 2:30 pm al Foro Sol. Sí señores, estuvimos 10 horas ahí... A las 3:00 pm nos dieron nuestros súper brazaletes amarillos del Club de Fans y nos dieron chance de entrar primerito que nadie para instalarnos en primera fila. Lo que no sabíamos era que 10 minutos después abrirían las puertas para toooooodos los demás. Oh-oh. Empujones, manoseadas, olores fétidos, el sol a todo lo que daba, calor de la chingada, hambre de perro, sed de cerdo y chavos gritando "Mai-den, Mai-den" a cada pobre diablo que pasaba por el escenario para recoger la basura o conectar algún cable. Eran las 3:15 pm. El concierto empezaba a las 8:00 pm...
"Maldita sea", pensé. "No voy a aguantar mucho aquí". Y así se lo dije a Alex, pero él contestó algo así como: "Amooooor" con tono de reproche. Así que decidí esperar otros 2 minutos más y le dije que me iba a salir de ahí. Claro que no le agradó nada la idea porque él es bien pero bien rocker (y los rockers aguantan todo: frío, calor, hambre y madrazos), pero me abrió camino y nos salimos de ese pequeño infierno para ir a comer algo y respirar aire puro. Mi hot dog sabía como a huevo y no me importó. "Que todavía no venden chela". Bueno, pues a esperar. Llegaron los cuates y entre risa y risa, las ocurrencias de Panchito, las porras para los pumas ("que no caiiiiiiga.... pero el cuarto gol") y unas ricas y grasosas papas con harta salsa y limón, se pasaron las horas hasta que salió la hija del Harris a pegar de auillidos poperos y provocar la rabia de los verdaderos rockers.
Por fin llegaron los Iron Maiden. La primera hora de concierto la disfruté enormemente. Puras rolas chidas y una energía increíble. Ya para la segunda hora, yo estaba a punto de golpear a alguien. Pero todavía tenía humor para ver con gracia al Eddie gigante en el escenario, jo jo... ¿A poco no está de miedo?

La salida.... ah, cómo olvidar aquello... El puente peatonal se balanceaba. Lo juro. Nos tardamos como media hora en cruzarlo hasta que por fin tocamos tierra y yo ansiaba llegar al coche y dormirme, PEROOOO Alex no había comprado su taza de colección así que estuvimos otra hora en búsqueda del fetiche, hasta que finalmente compró una que me pareció espantosa. Pero así son los rockers, entre más espantos dé, mejor...

viernes, febrero 15, 2008

Recuento del catorce

- Mi cajón terminó lleno de chocolatotes, chocolatitos, paletas de corazón con frases como: "estás bien buena" o "sin anillo no hay beso" (jajaja), chicles con tatuajes lavables, una paleta de semáforo con los colores corridos que te dejan la lengua de un color extraño durante 3 días y, finalmente, una servilleta roja que dice mi nombre donde venía un panecillo de-li-cio-so en forma de corazón con relleno cremosito.
- Comí unos tacos ricos (pero fríos) de chicharrón en salsa verde, frijolitos y mole, con su respectiva agua de jamaica.
- Tuve un buen de trabajo. Este día debería ser asueto. Voy a promover esto como iniciativa de ley en el Congreso.
- Me dieron unos artículos sobre el postcolonialismo para leerlos este fin de semana. Se ven muy interesantes pero no tiene nada de romántico.
- Recibí unos 10 mensajes y mails en cadena de mis amigos. Deséandome a mí y a sus otros 50 contactos un día increíble.
- Yo no mandé ni uno solo. Como que esta vez me dio flojera. Demonios!! Qué pasó con esa tradición mía de escribir tarjetas en Navidad y en San Valentín????? Significa acaso que he superado la adolescencia??
- Mi esposo me regaló un globototote bien poderoso y una rosa, lo que me encanta porque así siento como si fuéramos novios. Uyyyyyyyy!! Son novios, son novios...
- Me dormí como a las 9:30 pm. Después desperté a las 2:30 am y no me pude dormir sino hasta las 4:30 am. Y de ahí sonó el despertador a las 5:30 am.
- Gracias a Dios es viernes.
Feliz Día de San Valentín!!!!!!!
Amaya

jueves, febrero 14, 2008

Algunas manías mías

Dice Karla que nunca podrá olvidar aquella vez en la que yo, algo distraída, mientras platicaba con ella, empecé a acomodar por tamaño unas monedas. Cuando las dejé bien apiladas, de repente las metí de nuevo al monedero, dejando sin sentido lo que estaba haciendo. Y es que esa manía de apilar según su tamaño los papeles, las monedas, los libros y hasta los hot-cakes me ha perseguido desde siempre.
Otra manía que tengo es esta cosa de estar guardando los documentos cada 30 segundos mientras los escribo. ¿Por qué tan obsesiva? Pues porque en la Universidad perdí una cantidad horrorosa de ensayos por no darle click al "save". Entonces empecé a desarrollar una especie de alarma mental que se activa máximo cada 2 minutos avisándome que es tiempo de guardar un documento.
Dice Susana que me da por comprar todo de color morado... Bueno, sí, pero lo he superado con el tiempo. Ahora también compro cosas azul eléctrico, verde selva y rojo sangre.
Luego me dijo que también era una maniática de la pulcritud con los trabajos de la escuela. Bueno, eso no es tan horrible, no? Sí, fui ñoña y qué?
Ahora que vivo cerca de Santa Fe estoy desarrollando una manía nueva que tiene que ver con el pinche frío que hace en las mañanas: bañarme con agua a punto de ebullición. ¿Será mortal?
- Amaya

Chocolates Vs Chamoys

Propongo que para los próximos catorces de febrero en vez de regalar chocolates se regalen chamoys o pulparindos o miguelitos o tamarindos o pelón-pelo-ricos. ¡O esquites!
Imagínense, millones de personas en el mundo serían inmensamente felices.
¿Alguien apoya esta innovadora y audaz propuesta sanvalentiniana?
- Amaya

"Fuiste la mejor amiga que tuve..."

En un día como hoy a uno se le hace el corazón más blandito. Maldita mercadotecnia!! Pero bueno, también es algo extraño. Por un lado, me choca que sea casi el único día que me da derecho a recibir un ramo de flores, pero por otro lado, si no recibo ni una paletita, siento que soy una chancla vieja que nadie quiere... como el pobre Charlie Brown, que se quedó esperando la tarjeta de la adorable niña pelirroja...
En fin... a lo que iba. Hace rato me dijeron algo que retumbó en mis oídos: "Fuiste la mejor amiga que tuve..." ¿Se dan cuenta? "Que tuve". O sea que ya no lo soy más. ¿Por qué? Las razones no las voy a explicar pero el caso es que sentí algo horrible. ¿Cuántos amigos he dejado por el camino?
Trágico, bastante trágico...
- Amaya

martes, febrero 12, 2008

No soy yo

Últimamente me sucede que no puedo ser yo. No me reconozco. Me acuerdo cuando Moni nos contaba que después de la operación que le hicieron en la mandíbula, se ponía frente al espejo y veía a otra persona. Me sucede algo similar. Ahora ya no me río tanto ni con toda la fuerza de antes, porque cuando lo hago siento que me transformo en algo desagradable. Lucho para que esta condición supuestamente temporal no afecte el interior, pero es imposible. Cuerpo y mente están unidos. Uno es lo que es en conjunto, íntegramente. Por eso es tan difícil aceptar una mutilación, por pequeña que sea. Es una parte de nosotros que se pierde y aún así, hay quienes la siguen sintiendo físicamente.
Una parte de mí no está respondiendo y así no soy yo.
- Amaya

domingo, febrero 10, 2008

Cumple de Oscar

Hoy es el cumple de Mr. President, Mufasa, Malhechor, Melchi, o sea, Oscar, mi cuate. Sí, aquel que dijo una vez: "hasta el Totomozhtle y más allá" y todos estallamos en llanto pero de risa...
Creo que a Oscar lo conocí cuando iba en el Harmon Hall, pero al principio me cayó gordo porque como que se burlaba de todo con un sarcasmo que no encajaba con mi grupito. Porque básicamente esa vez Oscar llegó de "arrimado", jaja. Es que ya teníamos nuestra pequeña mafia y el Oscar llegó tarde a integrarse. Lástima, porque si hubiera comprendido su particular sarcasmo a tiempo, tal vez habría sido más chida aún esa etapa..
Ya después me topé con él de nuevo en la Universidad. Y ahí pues ya me empezó a caer muy bien. Bueno, la verdad me caía mejor Erick, un cuate bien chistoso que nunca se le separaba, pero que luego reprobó como 100 materias y pues ya, lo perdimos. Pero lo padre es que en ese entonces las noches de estudio en la cafetería de las residencias se ponían buenas. Estudiar era lo de menos. El chiste era cenar unos buenos chilaquiles, tomar unas mil tazas de café pa' aguantar toda la noche, llevar un libro y un marcador y hacer como que leíamos, viborear a todo-mundo y decir puras estupideces... Lo normal.
A Oscar lo bauticé con el nombre de "Míster President" cuando llegó a la Presidencia... de la Asociación de Estudiantes de Coatza en el Tec. Honorable puesto, jajaja.
Memorables las salidas con Iván y Oscar. Como esa vez que Oscar nos convenció a Iván y a mí que el Ron sabe mejor con manzanita, jajajajajaja... Hasta un consomé me ofreció mi papá al día siguiente después de un viaje de puro sufrimiento crudelio de Coatza a Veracruz... Those were the days!!
Uyyyy tantas cosas... las juntas de la Asociación, donde la gente que iba era sólo por la pizza... esos viajes de antología de 50 horas Monterrey-Coatza-Monterrey en camión para Semana Santa sudando como cerdos y oyendo los chistes de colección del Panda... o los momentos de estar recordando con cariño los apodos de los cuates... el paso de la araña... Mil historias!!
Amigo, te quiero muchooooo! Te mando un abrazo desde la capirucha!
- Amaya

Opus Dei

Mi mamá me acaba de mandar un chiste buenísimo. Creo que es merecedor de este espacio:
Dos amigos se encuentran en la calle, y uno le dice al otro:

- ¿Sabes que estuve intentando ingresar en el Opus Dei? Mi señora y yo somos muy religiosos y pretendemos que los chicos también se eduquen con los mismos valores.

- ¿En serio? Te felicito, pero ahí hay un tema muy complicado, creo que te piden un período de abstinencia sexual.

-Así es. Me dijeron que tenía que pasar seis meses sin tener relaciones. Lo iba llevando bastante bien hasta el tercer mes, un día mi mujer se agachó para agarrar un bote de yogurt del refrigerador; ahí ya no aguanté más, tres meses sin tocarla, ya no podía más, me tiré encima de ella y le entré a dar.

- ¿Y... te echaron del Opus Dei?

- ¡Del Opus Dei y del Wal-Mart también....!

jueves, febrero 07, 2008

Un día de examen

A ver, todos, las mochilas al frente. A ver, Tunencindo, te pasas para acá donde te pueda ver. Gasparina deja en paz a Gondolina. Gladiolo, apaga tu celular. No, no pueden sacar el libro, ya lo saben. Rutildo, quítate la gorra. No quiero que se sienten juntos, se sientan uno sí, uno uno. Sólo lápices, plumas y borradores, nada más sobre la mesa. No olviden poner su nombre y matrícula. Calatino, ese fleco de 30 centímetros te lo haces para atrás. No Matusa, no tengo una pluma extra. Zaratustra, no está permitido escuchar música aquí, quítate esos audífonos...
¿Listos? Ahora sí, pueden empezar, tienen 50 minutos...
- Amaya

martes, febrero 05, 2008

Pido un día de 50 horas...

... para que me dé tiempo de hacer las 827,345 millones de cosas que me piden en el Tec. Que si las tareas, que si las rúbricas, que si los proyectos, que si la carpeta de actividades, que si las calificaciones, que si las faltas, que si los diplomados, que si los seminarios, que si las juntas académicas, que si los exámenes con sus miles de versiones para que nadie se copie, que si las guías de estudio, que si las respuestas, que si los laboratorios, que si la preparación de las clases....... arghhhhhhhhhhhhhh!!!!
- Amaya

lunes, febrero 04, 2008

Mi destino

Cuando tenga las uñas largas tendré dos opciones:
1. Ser una dama elegante y refinada con manicure a la francesa.
2. Ser una mujer estilo Niurka con uñas larguísimas, rascarme las axilas como ella y pellizcar y arañar al enemigo.
Una vez más, una difícil decisión. Dejar que crezcan las uñas puede ser la acción que marque mi personalidad y mi destino.
- Amaya

viernes, febrero 01, 2008

¿Parece que tengo 28 años?

Me muerdo las uñas (lo acepto, no he cumplido al 100% mi propósito). A veces voy en tenis a dar clases (aunque no parecen tenis porque están lisitos, jojo). Casi no me maquillo y cuando lo hago, como que siento que me faltó algo de pinturita y tooooooooodas las demás chavas se ven como si hubieran ido al salón. Cuando vamos al antro soy la única a la que le piden la credencial de elector. Me encantan las playeritas de monitos divertidos y colores poderosos (rojo sangre, naranja potente, amarillo chillante, azul eléctrico, verde planta). Soy fan de Tribilín y Scooby Doo. Cuando veo unas jícamas con chilito y limón me vuelvo loca. Me da por comprar cuadernos con diseños padres y calcomanías y escribir con letra bonita como chavita de secundaria. Me fascina subirme a los juegos de Superman y Batman en Six Flags. Generalmente ando despeinada como chamaca de primaria. La canción de "Calendario de Amor" siempre me pone de buenas. Durante mucho, pero mucho tiempo (unos 5 años para ser precisos) sólo usé una bolsita negra a la que los cuates de Alex apodaron "el trapito"...
Y, finalmente, no tengo tarjeta de crédito...
¿Llegaré a los 70 años comportándome igual?
- Amaya

Ya tengo oficina!!

Estoy contenta porque ya soy parte oficial del Departamento de Humanidades y me asignaron una oficina con librero y toda la cosa. Así que desde ahora dejaré de ser ese ente errante al que se veía vagar por los pasillos con una carga de 10 toneladas de libros y tareas sobre el lomo. Ahora ya tengo dignidad. Ahora ya tengo oficina...
Una nueva era ha comenzado...
- Amaya
Se produjo un error en este gadget.